Pedro Gallardo - Explotación agrícola de girasoles

loader Cargando...

Pedro Gallardo - Explotación agrícola de girasoles

  • Cuéntenos sus inicios en la actividad agraria

    Inicia su actividad en el año 1996, tratándose de la 4ª generación de agricultores en su familia. Perteneciente a la organización ASAJA desde entonces, a través de cuyos técnicos ha ido adquiriendo sus conocimientos agrónomos, ya que realizó estudios de Empresariales.

  • ¿Cómo se le ocurrió la siembra temprana para el girasol?

    Todo comenzó por casualidad en 2006, en la finca Carvajal, en Puerto Real, Andalucía, al sur del sur de Europa, allí donde si no tienes riego los rendimientos, en el mejor de los años, apenas superan los 800 o 900 kg/ha en el cultivo del girasol. Califico bien al decir casualmente porque fue la mera casuística la que nos llevó a cambiar nuestro manejo del cultivo. Los condicionantes meteorológicos hicieron que una parcela de 66 hectáreas, que inicialmente debía sembrarse de trigo duro, tuviera que cambiarse en el plan de siembra y finalmente a mediados de febrero se sembró de girasol. Este cambio de fechas, unido a un error en la elección de los discos de siembra en la sembradora, hizo que en vez de sembrar con 70.000 semillas por hectárea nos fuéramos a 95.000. Los resultados fueron ilusionantes, conseguimos y reitero, por casualidad, obtener nuestro producto dos semanas antes y duplicar el rendimiento de la parcela.

  • Recientemente ha obtenido el premio europeo 'Joven Agricultor Innovador', ¿cómo ha conseguido este reconocimiento?

    A través de la página web de Asaja obtuve información y decidí presentar mi proyecto con apenas 10 días de plazo. Dado que el proyecto llevaba ya una experiencia acumulada de 6 años y la explotación cuenta con un sistema de cámara fija de gran resolución en una de las parcelas para hacer de forma automática dos disparos diarios, sólo tuvo que recopilar esos datos y plasmarlos en el proyecto.

  • ¿qué representa?

    Para mí representa un orgullo conseguir este premio y su posterior representación en Europa. He contado con el apoyo incondicional de mi familia y de los trabajadores de la finca (en algunos casos llevan más de 50 años en la empresa) y también supone un reconocimiento a la labor desempeñada por sus antecesores y sus empleados.

  • ¿Cuáles son las claves de su éxito?

    Las claves del éxito han sido: La siembra temprana y la densidad de la siembra. Ambos factores complementados entre sí, ya que no se ha tenido un resultado favorable el uno sin el otro.

  • ¿Por qué dicen ustedes que la labor de su empresa es sostenible?

    Principalmente porque hemos logrado reducir la necesidad de la utilización de herbicidas de una forma natural, el proceso que se ha dado en la finca es el siguiente: Al aumentar el número de plantas por hectárea, más de 110.000 plantas por hectárea en la actualidad, se ha disminuido el espacio para la nascencia de las posibles malas hierbas, que desprovistas de la luz y nutrientes necesarios, no llegan a prosperar. Al no tener que utilizar aplicaciones de herbicidas en post emergencia, hemos reducido el coste de este input que supone unos 50 euros por hectárea al tiempo que hemos logrado una mejor sostenibilidad para nuestro entorno.

    A su vez, hemos conseguido que los pájaros perdices nidifiquen en nuestro cultivo, algo impensable con la siembra normal del girasol.

  • Y el futuro,¿ cómo lo encaran?

    El futuro lo encaramos muy positivo, con buenas perspectivas, ya que nuestro proyecto supone una alternativa para nuestra zona y quizás pueda ser un punto de partida para animar a los jóvenes se incorporen al sector agrario. Considero que para que esto ocurra, se deben hacer uso de las nuevas tecnologías que faciliten la labor de la gestión de la explotación, utilizando los medios más significativos que existen actualmente en el mercado : smartphones, tablets...etc, eliminando todo el trámite en papel y evitando que el joven agricultor pueda pasar mucho tiempo encerrado en una oficina, ya que donde se tiene que estar es al pie del cultivo.

    Como datos reseñar la población de jóvenes agricultores en otros países: Polonia: 19%, FInlandia: 21%, España: 6%, Andalucía: 4%, donde podemos observar que vamos muy atrás respecto a dichos países.