May 2019

Diversificación de la gama varietal en el cultivo del caqui

09 de Mayo, 2019

El cultivo del caqui se adapta muy bien a las condiciones del área mediterránea. En España su crecimiento ha sido espectacular, pasando de 4.000 a 18.000 ha cultivadas en los 10 últimos años. Cerca del 90% de dicha superficie se cultiva en la Comunidad Valenciana y algo menos de un 10% en Andalucía.

Diversificación de la gama varietal en el cultivo del caqui

En la provincia de Valencia ha sido un cultivo alternativo a los cítricos, especialmente en comarcas como La Ribera, La Vall d´Albaida, La Costera y L´Horta Sud (Malagón, J. y Fernández-Zamudio, M.A. 2018). Se estima que en poco tiempo se alcanzará la producción de 500.000 t. Ese crecimiento exponencial ha provocado que, en los últimos años, los precios de liquidación al agricultor se hayan reducido.

Uno de las principales causas del éxito del cultivo ha sido la eliminación de la astringencia del fruto, por medio de un tratamiento poscosecha que permite comercializarlo y consumirlo como si fuese una manzana. De este modo, en muchos países de Europa se presenta como un fruto exótico que, acompañado de una buena campaña de promoción, ha permitido su comercialización manteniendo buenos niveles de rentabilidad.

Diversificación de la gama varietal en el cultivo del caqui

Entre los aspectos de debilidad del cultivo, habría que destacar el hecho de depender de una única variedad, que es ‘Rojo Brillante’, sobre la que se ha centrado en exclusiva esta expansión. Esta variedad es astringente, con fruta de muy buena calidad, tamaño, forma y color muy atractivos y no presenta semillas en su interior, al producir sólo flores femeninas, que evolucionan en fruto por partenocarpia, que es una forma natural de producir frutos sin fertilización de los óvulos. El fruto adquiere su color rojizo en los meses de octubre y noviembre, que es cuando se puede recolectar para consumir como caqui duro, después del proceso de desastringencia mencionada. Si se deja evolucionar el fruto en la planta, perdería los taninos, el fruto se reblandece y se puede consumir directamente como caqui blando, en modalidad de cuchara.

Para ampliar el calendario de producción, se realizan tratamientos específicos para adelantar o retrasar la cosecha, con etefón para iniciar las recolecciones a mediados de septiembre y con ácido giberélico para retrasar la maduración y cambio de color hasta finales de diciembre, con estas prácticas se consigue ampliar el periodo de recolección a 4 meses.

Diversificación de la gama varietal en el cultivo del caqui

Para mantener la competitividad del cultivo se ha puesto en marcha un proyecto aprobado por la Conselleria d´Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural de la Generalitat Valenciana, en el Centro de Experiencias de Cajamar y en el de Museros de Anecoop, liderado por el IVIA con el título ‘Diversificación de la gama varietal del caqui en la Comunidad Valenciana ante el reto del cambio climático’. En este proyecto se plantea aumentar la gama varietal del caqui, como ya se ha citado, actualmente basada en la variedad ‘Rojo Brillante’. Alargar la campaña mediante el cultivo de otras variedades que no necesitaran eliminar la astringencia permitiría a las centrales hortofrutícolas seguir utilizando las instalaciones preparadas para el ‘Rojo Brillante’ y aumentar la campaña produciendo otras variedades complementarias que permitirían diversificar la oferta, actualmente muy concentrada. No existe experiencia previa en el comportamiento agronómico de estas variedades no astringentes en nuestras condiciones climáticas, puesto que han sido introducidas desde Japón directamente por el IVIA y no se han incorporado a cultivos comerciales todavía.

Además, estas variedades presentan problemas de compatibilidad con la especie utilizada como patrón que es el D. lotus y se desconoce el comportamiento sobre D. virginiana, la otra especie utilizada con la variedad ‘Rojo Brillante’. Solamente existen datos claros de compatibilidad con patrón procedente de D. caqui, al ser la misma especie que la variedad, pero este patrón tiene problemas en nuestros suelos, es muy sensible a la caliza, a la salinidad y presenta un crecimiento lento. Por ello, es necesario abordar el ensayo varietal combinado con otros patrones de caqui. En este proyecto se establecen ensayos de variedades no astringentes sobre patrones procedentes de las 3 especies, con el fin de obtener datos agronómicos completos sobre el comportamiento de variedades/patrones y poderlos transmitir al sector.

Diversificación de la gama varietal en el cultivo del caqui
Carlos Baixauli Soria
Centro de Experiencias de Cajamar