Diciembre

loader Cargando...

Año 2012



La Fundación Cajamar y Coexphal muestran al sector los últimos avances en control biológico

14 de diciembre, 2012
cajamar coexphal contro biologico

Actualmente la superficie cultivada con pimiento tiene en un 100 % control biológico el tomate en un 80 %, la berenjena y la sandía en un 70 % y el pepino en un 60 %

Más de doscientos profesionales de Almería, Murcia, Granada y Alicante han participado en el último seminario técnico agronómico organizado por la Fundación Cajamar y Coexphal en el que se han analizado los últimos avances obtenidos en control biológico, práctica implementada en los invernaderos de Almería, por lo que constituye un referente a nivel mundial.

Durante el encuentro se puso de manifiesto que esta campaña ha aumentado la superficie de tomate tratada con insectos depredadores de plagas desde el semillero, pasando del 50% al 80%. No obstante, para mantener el control biológico como arma principal, hace falta un esfuerzo continuo en I+D, ya que no solo aparecen plagas nuevas, sino que también hay cultivos donde todavía hay que mejorar los sistemas de control biológico disponibles.

En este seminario se presentaron resultados de investigaciones llevadas a cabo en Alicante y Murcia. En concreto, la doctora Mª Ángeles Marcos García de la Universidad de Alicante, habló sobre los sírfidos, moscas cuyas larvas son excelentes depredadores de pulgón y que hasta el momento no se están utilizando en los invernaderos del sureste español. Expuso las principales ventajas de su utilización contra las plagas de pulgones. Precisamente los resultados obtenidos en experimentos de laboratorio y en las pruebas de campo en invernaderos hortícolas de Murcia y Almería, por parte de la Estación Experimental de Cajamar Caja Rural, ponen de manifiesto la gran eficacia de este sírfido para ser utilizado en el control biológico e integrado de plagas de pulgones.

Por su parte, Juan Antonio Sánchez del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario, expuso los resultados de las investigaciones llevadas a cabo en los últimos años en el manejo del mírido depredador Nesidiocoris tenuis en cultivos de tomate, empleado principalmente en plagas de mosca blanca y tuta absoluta. En el caso de este depredador se trata de un mírido omnívoro, lo que significa que tiene la capacidad de alimentarse tanto de la presa como de la planta. Durante esta ponencia también se presentaron datos de ensayos sobre el daño que puede producir el chinche Nesidiocoris tenuis en tomate en cuanto sus poblaciones llegan a niveles elevados.

Actualmente, la superficie de control biológico por cultivos, está cubierta en los siguientes porcentajes: pimiento 100%, tomate 80%, berenjena 70%, pepino 60% y melón y sandía 70%. En pimiento se han optimizado las sueltas y se han reducido notablemente los costes, pero están apareciendo plagas secundarias importantes como cochinillas, nezara o creontiades. En tomate, básicamente, solo se introduce Nesidiocoris con un coste muy reducido por hectárea. Sin embargo, en pepino, el control de trips, sobre todo en invierno, sigue siendo el principal problema, debiendo vigilar los tratamientos anti mildiu para evitar que interfieran con la evolución de las poblaciones de A. swirskii. En los cultivos de primavera de melón y sandía donde se introducen enemigos naturales se reduce notablemente la presencia de plagas al final del cultivo.


Novedades de los proveedores

El seminario incluyó una mesa redonda donde las empresas suministradores de enemigos naturales presentaron sus últimos avances en I+D, en particular sobre el pepino. Se puso de relieve que los resultados obtenidos por estos proveedores es dispar y, en cualquier caso, todos se han visto obligados a reducir sus presupuestos para I+D, con lo que se prevé que las nuevas soluciones se retrasarán. El coloquio estuvo dirigido por Jan Van der Blom (Coexphal), quien habló de las experiencias de Coexphal e insistió en la importancia de mantener la atención en cómo se realiza el control biológico e implicar cada vez más al sector productor.

Durante la puesta en común Iván Cano, de Biobest, planteó la existencia de problemas en el control del pulgón con temperaturas elevadas, por lo que están apareciendo nuevas especies de pulgones, para lo que anunció se ha lanzado lanzado al mercado una mezcla de diferentes parasitoides en un mismo envase. Federico García, de Syngenta, indicó que se está en fase de registro del Amblyseius montdorensis, un fitoseido de origen australiano que muestra una mayor capacidad predatoria sobre larvas de primer estadio de trips y un buen comportamiento frente a condiciones climáticas secas y calurosas.

José Eduardo Belda, de Koppert, comentó que están comercializando un enemigo natural para el control de cochinillas, el Leptomastix algirica. Igualmente apuntó que el que no se controle adecuadamente el trips en pepino es porque se sueltan menos de los necesarios, afirmando que a veces el problema es que se desarrollan soluciones biológicas muy costosas que luego no son utilizadas por el sector porque es más fácil recurrir a un fitosanitario.

Miguel de Cara, de Biomip, comentó los buenos resultados obtenidos con Lisiflebus para el control del pulgón con altas temperaturas. Por su parte Enric Vila, de Agrobío, informó de diferentes líneas de investigación de selección de variedades adaptadas al control biológico, producción local de Trichogramma achaeae y de nuevas especies de Phytoseiulus, tanto para hortícolas como para frutales.

El esfuerzo que realizan Cajamar Caja Rural y Coexphal para actualizar los conocimientos del sector agroalimentario se plasma en que año tras año se incrementa la asistencia a los mismos, en los 10 seminarios que se han celebrado en 2012 han participado más de 1900 personas.