Noviembre

loader Cargando...

Año 2012



La Pobla del Duc acoge un curso dedicado a la mejora de los cultivos de la comarca

23 de noviembre, 2012

Organizado por Fundación Ruralcaja
Del 27 al 29 de noviembre

Fundación Ruralcaja celebrará la próxima semana en La Pobla del Duc un curso sobre la utilización de fitorreguladores en frutales de hueso, las normas de calidad y el cultivo de la sandía. Técnicos y agricultores podrán participar gratuitamente en esta acción divulgativa que se enmarca en el Plan de Formación 2012.

El curso se celebrará del 27 al 29 de noviembre, a las 19 horas, en la oficina de Cajamar Caja Rural de La Pobla del Duc y será impartido por Carlos Baixauli, director de Fundación Ruralcaja Valencia, Carmen Morales, responsable de calidad y sistemas de Anecoop, y Carlos Mesejo del departamento de producción vegetal del Instituto Agroforestal Mediterráneo de la Universidad Politécnica de Valencia.

Los fitorreguladores se utilizan como una técnica de regulación del crecimiento eficaz, ya que permiten mejorar el enraizamiento de las plantas, la brotación de yemas, el cuajado de frutos y su crecimiento, así como su aclareo o maduración. No obstante, es importante conocer la legislación, cuáles están aceptados en el mercado y cómo deben ser utilizados para cumplir con las normativas vigentes.

Asimismo, el curso incidirá en las normas de calidad que debe cumplir el producto para poder ser comercializado, y en aspectos relacionados con la prevención de plagas y enfermedades del suelo.

Por otro lado, también se tratarán generalidades sobre el cultivo de sandía, especialmente sobre la implantación de nuevas variedades de calibres medianos. El cultivo de sandías ha registrado una importante evolución en función de la demanda de los consumidores. Las piezas de 7 kilos han sido sustituidas por variedades más pequeñas, más fáciles de introducir en el mercado.

Las condiciones climáticas de la comarca de la Vall d'Albaida hace que las variedades tradicionales den lugar a sandías de tamaños extraordinariamente grandes, difíciles de comercializar, por lo que la introducción de estas nuevas variedades de calibres más reducidos son una alternativa para mejorar el cultivo e incrementar las ventas.