Noviembre

loader Cargando...

Año 2012



Mejora de técnicas e investigación de nuevas variedades de tomate

26 de noviembre, 2012
investigacion nuevas variedades tomate

El Centro de Experimentación Agraria de Fundación Ruralcaja está investigando 16 nuevas variedades de tomate enfocadas a los consumidores que demandan un producto de máxima calidad, en el que prevalezca el sabor y el aroma. Paralelamente, este centro está evaluando el empleo de 15 portainjertos para tomate que, además de ser una alternativa ecológica al uso de fumigantes, permitirán reducir problemas provocados por agentes abióticos como pueden ser la salinidad, la sequia o el encharcamiento.

El estudio de las nuevas variedades de tomate tipo marmande se está desarrollando en un invernadero tipo parral con cubierta de malla. La colección consta de 16 selecciones de diferentes firmas comerciales, dos de ellas procedentes de la Universidad Miguel Hernández y empleando como testigo la variedad Raf.

Algunas de estas variedades incorporan resistencia a enfermedades que afectan especialmente a este producto como el virus del bronceado del tomate (TSWV) o el virus de la cuchara (TYLCV). En este sentido, las investigaciones están dirigidas a comprobar su comportamiento agronómico y productivo sin dejar a un lado sus cualidades organolépticas (sabor, aroma,...).

Este tipo de tomate está pensado para un mercado local, en el que el consumidor busca un tomate de máxima calidad, sabroso y con una textura agradable. No obstante, tiene como limitación que debe consumirse a corto plazo a diferencia de las variedades híbridas larga vida, dirigidas más a la exportación porque permiten el transporte a largas distancias durante varios días y, posteriormente, aguantan una semana o más en los hogares de los consumidores.

Por otro lado, el Centro de Experimentación de Fundación Ruralcaja está evaluando, en el mismo invernadero, el empleo de 15 portainjertos para tomate. El injerto es una alternativa ecológica al uso de fumigantes de suelo que puede ser utilizado para el control de plagas y enfermedades, así como para resolver el complejo conocido como cansancio del suelo. Además, también puede ser empleado para reducir problemas debidos a agentes abióticos.

Actualmente, en tomate se está investigando con nuevos portainjertos que proporcionen resistencia a nematodos, verticillium, fusarium oxysporum, ToMV, phytophtora, etc. De esta forma, el productor tiene una gran oferta de cvs híbridos de calibre grueso con resistencias a diferentes enfermedades y virosis.

Asimismo, el Centro de Experimentación ha dedicado otro de sus invernaderos al estudio de otras 20 variedades de tomate con el fin de evaluar cuales se comportan mejor en determinadas condiciones de cultivo. Con este estudio, reforzado con resultados de años anteriores, la Fundación Ruralcaja podrá aconsejar al agricultor cual es la mejor variedad para este ciclo de cultivo, en función de los parámetros de calidad que desee obtener.