Noviembre

loader Cargando...

Año 2012



Cajamar y Coexphal muestran al sector agroalimentario como optimizar el uso de fertilizantes en agricultura

26 de noviembre, 2012
cajamar coexphal fertilizantes

La normativa comunitaria obliga al establecimiento de planes de acción que permitan reducir el nivel de contaminación

La mejora en la eficiencia del uso del agua y fertilizantes tanto en suelo como en los cultivos en sustrato son un aspecto de gran importancia para el sector agrícola, el II Seminario Técnico Agronómico de la campaña 2012/2013 organizado de manera conjunta entre Cajamar Caja Rural y Coexphal, ha querido centrar el foco de atención en el uso del agua, y sobre todo de los fertilizantes, y ha servido para actualizar los conocimientos referentes al manejo de la fertirrigación en estos cultivos, haciéndolos más sostenibles.

El seminario que se celebró el pasado jueves 22 de noviembre de 2012 en el Centro de Cultura de Cajamar contó con la asistencia de más de 250 profesionales del sector, provenientes no solo de Almería, sino también de Alicante, Murcia y Granada.

Hay dos aspectos que justifican lo acertada de la temática de este seminario. Por una parte, hay que tener en cuenta que, en los últimos años, el progresivo aumento en los precios de determinados insumos, entre los que se encuentran los fertilizantes, junto con la incertidumbre existente en los precios pagados a los agricultores por los productos hortícolas, ha hecho que el ahorro de los costes de cultivo empiece a considerarse como una estrategia interesante frente al incremento de la producción para la obtención de una rentabilidad que permita mantenerse en el sector.

Por otro lado, uno de los principales problemas consecuencia de la intensificación de los rendimientos productivos de las explotaciones agrícolas ha sido la contaminación de aguas subterráneas por nitratos, procedentes, entre otros, de los fertilizantes. Y puesto que nuestra zona fue designada por la Comunidad Autónoma de Andalucía como zona vulnerable, es fundamental realizar una aplicación óptima de los fertilizantes para reducir dicha contaminación.

Para ello se contó con ponentes de reconocido prestigio nacional, como es el caso de Antonio L. Alarcón, profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de la Universidad Politécnica de Cartagena quien habló sobre como plantear soluciones nutritivas para cultivos hortícolas, y su manejo práctico para el control del cultivo, adaptándose al material vegetal, etapa fenológica, clima y otros aspectos que influyen en el correcto desarrollo del cultivo. Incidió en como intervenir en el balance de la planta, y que factores influyen en que una planta sea vegetativa o generativa.

Estableció las bases para el diseño correcto de una solución nutritiva, presentó una metodología de trabajo basada en definir soluciones nutritivas tipo para cada una de las diferentes fases de cultivo, basadas en la relación nitrógeno/potasio, y mostró algunos ejemplos de Soluciones nutritivas estándar en diferentes cultivos.

Por su parte Juan José Magán Cañadas de Estación Experimental de Cajamar Caja Rural mostró cómo es posible reducir las pérdidas de nitrógeno en cultivos sin suelo ya que la presencia de nitratos en el agua supone un grave problema tanto de salud pública como a nivel medio ambiental, como consecuencia de la lixiviación procedente de los invernaderos.

La normativa comunitaria obliga al establecimiento de planes de acción que permitan reducir el nivel de contaminación. En esta ponencia se han aportado algunas ideas para el manejo de los cultivos sin suelo (que son los que más están contaminando por unidad de superficie) con el fin de reducir el aporte y la lixiviación de nitratos procedentes de estos sistemas.

En cultivos a solución perdida, se propone la reducción de la concentración de nitratos en la solución de aporte hasta tal punto que la concentración en el drenaje no suponga más de un 75% de la primera. De este modo pueden conseguirse pérdidas de nitrógeno inferiores al 20%, frente al 40% que se está alcanzando en la actualidad por término medio en los invernaderos comerciales.

Para reducir aún más las pérdidas, será necesario reconvertir los cultivos sin suelo en sistemas cerrados, en los cuales se recoge y reutiliza el drenaje emitido, evitando su emisión al medio ambiente. El principal inconveniente de estos sistemas es que requieren aguas de buena calidad para que no se produzcan acumulaciones excesivas de iones nocivos en la solución recirculante. No obstante, ensayos realizados en condiciones de clima mediterráneo han puesto de manifiesto que es posible recircular la solución empleando un agua de calidad mediocre sin que se produzcan pérdidas productivas y consiguiendo unas pérdidas de nitrógeno inferiores al 5%.

Por tanto, es posible poner en marcha medidas que reduzcan significativamente la contaminación ambiental por nitratos, manteniendo la cantidad y calidad de la cosecha y disminuyendo los costes de cultivo gracias a un menor consumo de agua y fertilizantes.

El ingeniero técnico agrícola y asesor externo Teodoro Moreno Iniesta profundizó en los aspectos básicos de la aplicación de las soluciones nutritivas y el control de la fertirrigación en cultivos hortícolas en suelo. Aspectos de vital importancia para asegurar una nutrición de los cultivos adecuada a los que en muchas ocasiones no les presta la atención necesaria. También centro su intervención en la utilización de las sondas de succión de solución de suelo, indicando que su experiencia le ha demostrado que midiendo regularmente la conductividad eléctrica se obtiene información que permite el manejo del riego y la nutrición, existiendo altas correlaciones entre las conductividades eléctricas medidas en la solución nutritiva aportada, en la sonda de succión y en el extracto de la pasta saturada del suelo.

Por su parte, Ramón Gázquez Gómez, asesor técnico de CITO - Ingeniería mostró su experiencia con la Incorporación de fibra de coco al enarenado". Como sistema especialmente indicado para mejorar las condiciones de cultivo en suelos de muy mala calidad ya que consigue una mayor homogeneidad del cultivo. Indicó que esta técnica, por sus características puede ser usada en cultivos ecológicos, si bien para su utilización es necesaria una serie de adecuaciones en el sistema de riego. Mostró sus experiencias con el uso de dicha técnica en Tomate Cherry, donde la reducción del agua de riego fue del 21% y el coste de fertilizantes bajó un 32%, y en pepino la reducción del agua de riego fue del 18% y el coste de fertilizantes bajó un 26%.

La jornada culminó con un coloquio que contó con gran participación del público asistente, en este coloquio, todos coincidieron en la necesidad de las mediciones para poder gestionar adecuadamente el riego y la fertilización de nuestros cultivos empleando de manera conjunta la sonda de succión y el tensiómetro y se trataron temas tan importantes como que con una optima gestión de los sistemas de recirculación, el sobrante de 3 ha. de cultivo hidropónico puede ser el aporte de 1 ha. de este mismo sistema de cultivo, y a su vez el drenaje de ésta hectárea se puede usar en suelo. Se hizo hincapié en una mejor gestión de los fertilizantes y se indicó que entre un buen agricultor y un mal agricultor puede haber una diferencia del 20% al 40% de ahorro en fertilizantes.