Mayo

Aclaración de Cajamar sobre el Heredamiento de Regantes de Molina de Segura

19 de Mayo, 2014

Ante las declaraciones realizadas en los últimos días por dirigentes del Heredamiento de Regantes de Molina de Segura, informamos sobre el origen y la situación actual en la que se encuentra esta comunidad de regantes.

Cajamar Caja Rural se ha visto obligada a acudir a la vía judicial ante la negativa del Heredamiento de Regantes de Molina de Segura a pagar tres préstamos por un importe total de 6,3 millones de euros concedidos en 2005, 2007 y 2009 para financiar su programa de obras de modernización de regadíos destinado a beneficiar a sus más de 3.700 comuneros. Estos trabajos han permitido la optimización en el uso del agua de 2.630 hectáreas en la Vega Media, y han sido ejecutados y verificados por las diferentes Administraciones públicas.

Las tres operaciones de préstamo, cuya aprobación por los comuneros está documentada en las actas y certificados de los acuerdos adoptados por la comunidad de regantes, comenzaron a abonarse con normalidad. Pero al inicio de 2013, tras la renovación de sus órganos de gobierno, la nueva junta directiva decidió suspender los compromisos de pago. De modo que, a día de hoy, el Heredamiento tan sólo ha abonado 1,5 millones de euros de los 6,3 millones euros concedidos, quedando pendiente de pago el 75 % del total.

Ante esta situación, Cajamar ha mantenido en todo momento su predisposición al diálogo con el fin de encontrar la solución más adecuada a las circunstancias por las que atraviesa esta comunidad de regantes, sin entrar a valorar otras dificultades que esta mantiene asimismo con la Confederación Hidrográfica, la Comunidad Autónoma o la Hacienda pública.

Las reuniones celebradas hasta ahora han terminado sin acuerdo ante la intransigente actitud de los dirigentes de los regantes, que no están dispuestos a atender los compromisos contraídos con anterioridad. Por su parte, Cajamar ha ofrecido varias propuestas para que el Heredamiento pueda ponerse al día en el pago de su deuda, y se ha mostrado dispuesta a aceptar la condonación de las demoras y los gastos, si la comunidad de regantes asume el pago del capital y los intereses ordinarios de las tres operaciones pendientes de pago. Asimismo ha ofrecido una nueva operación de financiación, por importe de otros 600.000 euros, para realizar las obras de conexión de dos pantanos que se encuentran pendientes y que son prioritarias para los regantes.

Como caja rural y cooperativa de crédito, Cajamar dedica una atención especial a los sectores productivos locales y en particular al sector agroalimentario, razón por la cual financia buena parte de los planes de modernización que acometen los agricultores de las diferentes comunidades de regantes de la Región de Murcia y de toda España. Durante este año ha concedido otros 4 millones de euros para modernización de regadíos a otras tres comunidades de regantes en la Región de Murcia, que incidirán beneficiosamente sobre 18.722 hectáreas pertenecientes a un total de 8.867 agricultores comuneros.

Cajamar está abierta al diálogo con objeto de encontrar la solución más adecuada para la Junta de Regantes el Heredamiento de Molina de Segura, de modo que pueda regularizar las cuotas pendientes de pago y financiar, si así lo desea, las nuevas obras que se encuentran pendientes de ejecutar.