Septiembre

Técnicos y expertos debaten sobre el futuro de los regadíos en la jornada organizada por Cajamar

27 de Septiembre, 2016

Técnicos y expertos de todo el país se han reunido hoy en el Centro de Experiencias de Cajamar en Paiporta para debatir sobre el ahorro del agua, el consumo de energía y la modernización de los regadíos, aspectos determinantes en la gestión y competitividad de las explotaciones agrarias.

Técnicos y expertos debaten sobre el futuro de los regadíos en la jornada organizada por Cajamar en Paiporta

El seminario ‘Impacto de la modernización de regadíos’, organizado por el Grupo Cooperativo Cajamar en colaboración con la Federación de Comunidades de Regantes de la Comunidad Valenciana y el grupo de investigación WEARE, ha contado con un amplio número de profesionales de distintas organizaciones y universidades españolas. Entre ellos, técnicos del Banco Mundial, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Confederación Hidrográfica del Júcar y la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España.

Durante el encuentro, los ponentes han coincido en destacar que, durante la última década en España, la modernización de los regadíos ha sido la principal medida en política de agua, tanto en términos económicos como reales.

Julio Berbel, catedrático de la Universidad de Córdoba y coordinador del seminario, ha destacado que entre los principales resultados de esta modernización “destaca que, de media, se han logrado unos ahorros del 25 % sobre las extracciones de agua para riego. Dichos ahorros no se han destinado a nuevas tierras, ya que no se han aumentado las superficies de regadío”.

“El riego por goteo ha alcanzado el 80 % del total en las comunidades modernizadas. Esta revolución ha implicado una gran mejora en el problema de los retornos y de la contaminación consiguiente aguas abajo, aunque también ha ocasionado menores caudales por la propia reducción de dichos retornos”, ha añadido.

Además, ha precisado que “todas las comunidades han implantado tarifas volumétricas, lo que ha incidido en una gestión más moderna a nivel de las propias explotaciones”.

Técnicos y expertos debaten sobre el futuro de los regadíos en la jornada organizada por Cajamar en Paiporta

Durante las exposiciones, se ha explicado cómo los regantes han percibido un aumento de la garantía de suministro, con una mejora de la calidad (riego a la demanda); circunstancia que ha posibilitado un cambio de cultivos desde los extensivos, mayoritariamente subvencionados, hasta otros de más valor (frutales y hortícolas), lo que ha supuesto una mejora de la competitividad de las explotaciones.

Asimismo, se ha incidido en otra mejora más cualitativa como es la de la calidad de vida del agricultor que, con los nuevos sistemas de riego, puede liberar tiempo y trabajo para otras facetas de su vida.

Entre los aspectos menos positivos, se han tratado temas relacionados con el hecho de cómo estas transformaciones han provocado un aumento del consumo energético y, finalmente, del coste del agua.

Para el Grupo Cajamar, las cuestiones vinculadas al estudio, conocimiento y el mejor uso del agua han sido siempre de especial interés. Así lo demuestran los ensayos agronómicos que continuamente desarrolla en sus centros experimentales especializados en agricultura mediterránea en zonas áridas, así como con la publicación de distintas publicaciones como ‘La economía del agua de riego en España’, galardonada con el Premio al Mejor Libro Agrario 2010, y ‘Los mercados de agua en España. Presente y perspectivas’, editado en marzo de este año.

Técnicos y expertos debaten sobre el futuro de los regadíos en la jornada organizada por Cajamar en Paiporta

En este sentido, el director territorial, Emilio Valencia, ha recordado a los asistentes que el compromiso con el sector de Cajamar no es solo en el ámbito académico y teórico de los estudios y análisis para favorecer un mejor uso del agua, “disponemos también de líneas especiales de financiación dirigidas a los regantes y las comunidades asociadas a FECOREVA, con las que pretendemos dar apoyo tanto a su gestión diaria como a la ejecución de proyectos de innovación y mejora que favorezcan la práctica de la agricultura y la sostenibilidad del medio ambiente”.