Julio

Los expertos recomiendan riego deficitario y poda retrasada para la vid mediterránea

13 de Julio, 2017

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Utiel-Requena y el Grupo Cooperativo Cajamar han celebrado la jornada ‘Dos décadas de ensayos en la vid de la D.O. Utiel-Requena’. Los expertos asistentes al evento han presentado varias recomendaciones a los viticultores, como un riego deficitario y aplicado en dosis moderadas para optimizar la calidad de la uva y el vino, o una poda retrasada para evitar vendimias muy tempranas.

La jornada, que también ha contado con la colaboración del CSIC-CEBAS y el IVIA, ha empezado con una visita de campo al viñedo experimental de la finca ‘El Cerrito’, propiedad de la Fundación Lucio Gil de Fagoaga, donde se realizan ensayos con las variedades Bobal y Tempranillo. Posteriormente, el presidente de la D.O. Utiel-Requena, José Miguel Medina; el director del IVIA, Enrique Moltó; y el director territorial de Cajamar, Eduardo Holgado, han presentado en las instalaciones del Consejo Regulador las ponencias agronómicas del programa técnico de la jornada.

JPA Utiel-Requena

Durante el desarrollo de la sesión el director de Innovación Agroalimentaria de Cajamar, Roberto García Torrente, ha destacado que con estas jornadas, y con la publicación 'Manejo del agua y la vegetación en el viñedo mediterráneo', un documento técnico que se ha entregado a los profesionales asistentes, “queremos aportar las mejores recomendaciones y prácticas, que son resultado de dos décadas de ensayos en los viñedos de la D. O. Utiel-Requena, y también reseñar las nuevas necesidades que habrá que afrontar en los próximos años como consecuenciade los efectos del cambio climático”.

Por su parte, Diego Intrigliolo, científico del CSIC y coordinador de la Unidad Asociada ‘Riego en la Agricultura Mediterránea’, ha precisado que tras 20 años de investigaciones, en esta jornada de puertas abiertas se ha mostrado a los viticultores los campos en los que se realizan los ensayos y los resultados obtenidos. “Nuestro objetivo es transferir de una forma clara y directa aquellas pautas que nos atrevemos a recomendar después de tantos años de investigaciones realizadas, en los que hemos contado siempre con la colaboración de Cajamar y otras entidades públicas, como el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad que nos han apoyado económicamente”.

JPA Utiel-Requena

El presidente de la D.O. Utiel-Requena ha añadido que “los resultados que se muestran son el fruto de una fructífera y estrecha colaboración entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias a través de la Unidad Asociada de Investigación ‘Riego en la Agricultura Mediterránea’,que nos permitirá a todos los viticultores conocer la forma óptima de manejar nuestros viñedos para obtener producciones de calidad, sin olvidarnos de la rentabilidad”.

Prácticas para mejorar la calidad

Los ponentes han dado directrices sobre el manejo del riego en las variedades Bobal, Tempranillo y Monastrell, las mayoritarias en el sureste español. En este sentido, han destacado que para optimizar la calidad de la uva y del vino, el riego tiene que ser deficitario y fundamentalmente aplicado en dosis moderadas durante los meses del verano (poco antes del envero).

Además, han facilitado recomendaciones sobre el manejo de otras prácticas de cultivo como la poda, el deshojado y los sistemas de conducción, que pueden ser de utilidad para asegurar la sostenibilidad de los viñedos, sobre todo frente a los nuevos desafíos derivados del cambio climático. Los técnicos han recomendado emplear la poda retrasada para retrasar la fenología del cultivo y evitar vendimias muy tempranas. Por otra parte el acolchado del suelo, aprovechando los restos de la madera de poda, puede ser empleado para incrementar la eficiencia en el uso del agua y hacer frente así a los períodos de sequía.

JPA Utiel-Requena

El panorama de la viticultura española ha cambiado sustancialmente en las últimas décadas. La derogación de la prohibición del riego del viñedo en 1996 supuso el inicio de los estudios encaminados a cuantificar los efectos del aporte adicional de agua mediante el riego en la vid, tanto a nivel de la producción de las cepas como, sobre todo, en lo relativo a la calidad de la uva y del vino, sin olvidar la rentabilidad del cultivo.

En estos 20 años de investigaciones y ensayos en la vid de la D.O. Utiel-Requena se han conseguido importantes avances, desde el riego hacia otras prácticas agronómicas que pueden emplearse, como el aclareo de racimos, el deshojado temprano y tardío, el manejo del suelo y acolchado, la poda tardía, la altura de la espaldera y la orientación del viñedo.