Año 2009

loader Cargando...



Cajamar abrirá oficinas en Asturias, Galicia, La Rioja y Navarra

05 de marzo, 2009

La Asamblea General Ordinaria de Cajamar Caja Rural, celebrada hoy, ha aprobado las cuentas anuales de la entidad correspondientes a 2008, ejercicio en el que aumentó su resultado neto un 5%, hasta los 126,6 millones de euros.

Según el presidente de la entidad, Antonio Pérez Lao, los resultados obtenidos reflejan "un crecimiento razonable de las principales magnitudes de negocio y de la cuenta de resultados en un escenario marcado por la incertidumbre, la disminución de la actividad y la recesión económica, el aumento del paro, la pérdida de poder adquisitivo de las familias y la fuerte competencia entre entidades financieras".

En su intervención ante la Asamblea, el presidente de Cajamar Caja Rural se ha referido a la situación actual de la economía y el sistema financiero. "Tras una década de elevado y sostenible crecimiento ha sobrevenido el actual periodo de recesión que afecta a la economía mundial, cuya evolución está poniendo de relieve algunas cuestiones a las que hasta ahora no se les había prestado la suficiente atención. La tecnología y la nueva dimensión de las relaciones económicas han dejado desfasado el entramado institucional que venía funcionando desde la conclusión de la Segunda Guerra Mundial. Es por ello que estamos asistiendo al que probablemente será el momento fundacional de una nueva etapa de la economía internacional, que, como tal, supondrá cambios importantes en las relaciones económicas y sociales".

Según Antonio Pérez Lao, nos estamos enfrentando a una profunda crisis financiera internacional que está teniendo un claro impacto en la economía productiva en términos de desempleo y ralentización de la actividad económica, y es precisamente en estos momentos cuando hay que poner a prueba nuestras políticas de responsabilidad social empresarial y nuestro compromiso ético y social: "Nos ha tocado vivir tiempos de profundo cambio, y debemos seguir aprendiendo a gestionarlo. El reto más inmediato consiste en asegurarse de que ese futuro se asiente sobre unas bases sólidas. Y el sector financiero deberá liderar el proceso de transformación económica al que estamos asistiendo, y, sobre todo, deberá hacer compatibles los beneficios de la globalización y de la ampliación de los mercados con los beneficios del desarrollo local y de la atención a las necesidades de financiación de la pequeña y mediana empresa y de las familias. En este sentido, en Cajamar Caja Rural nos vemos a nosotros mismos como una entidad empresarialmente rentable y socialmente útil".

Informe de gestión

Por su parte, el consejero delegado de Cajamar Caja Rural, Juan de la Cruz Cárdenas Rodríguez, en la presentación del Informe de Gestión ha dado a conocer que el negocio gestionado total por la entidad en 2008 superó los 45.700 millones de euros, procedentes de más de 1,8 millones de clientes. En consonancia con lo sucedido en el sector, se moderó el ritmo de crecimiento del crédito a la clientela, desde el 26,2% del año anterior hasta el 3,6% de este ejercicio, 783 millones de euros en términos absolutos, mientras que los depósitos de la clientela aumentaron en 819 millones de euros, un 4,6% más. Esta moderación del crecimiento de la inversión crediticia, unida a la evolución negativa de los activos dudosos, impulsó la tasa de morosidad hasta el 3,69%, por debajo de la media sectorial. Aún así, no ha hecho mella en el coeficiente de solvencia, una de las fortalezas de la entidad, que aumentó una vez más y se sitúa en el 12,6%, un cincuenta por ciento por encima del mínimo exigido; ni en la liquidez de la entidad, que asciende a 4.000 millones de euros, por lo que Cajamar se encuentra en una situación holgada para hacer frente a los vencimientos de deuda de los próximos años.

En lo que a resultados se refiere, Cajamar Caja Rural tuvo un magnífico comportamiento en 2008, anotando en todos los márgenes crecimientos superiores a la media del sector. Así, el margen de intereses aumentó el 13,0%, hasta alcanzar los 496,3 millones de euros. Con la aportación de las comisiones y los resultados por operaciones financieras, el margen bruto superó los 635,8 millones de euros, lo que supone un 13,6% más que en el ejercicio anterior. Y como consecuencia de la política de control de gastos, el resultado de la actividad de explotación se vio impulsado un 39,4% interanual, hasta los 182,4 millones de euros, favorecido también por los ingresos extraordinarios derivados de la venta de las acciones y participaciones en las sociedades Banco Cooperativo Español (BCE), Rural Grupo Asegurador (RGA) y Rural Servicios Informáticos (RSI). Finalmente, una vez deducidas las provisiones y la aportación al Fondo de Educación y Promoción, que este año será de 16,6 millones de euros, el resultado neto obtenido ascendió a 126,6 millones de euros, lo que supone un 5% más que en 2007, dado que la entidad ha continuado extremando su política de máxima prudencia en materia de riesgos y ha optado por realizar dotaciones voluntarias a provisiones para insolvencias.

Durante su intervención ante los más de 200 delegados asistentes en representación de los más de 544.000 socios de la entidad, Juan de la Cruz Cárdenas Rodríguez ha avanzado que, de acuerdo con la situación actual de la actividad económica y del mercado financiero, Cajamar Caja Rural prevé concluir 2009 con crecimientos muy moderados en recursos de clientes e inversión crediticia y una ligera disminución del resultado neto. Es por ello que este ejercicio se ajustará la estrategia comercial al entorno de recesión de la economía española, centrando la actividad de la entidad en las necesidades de particulares y pymes, y se potenciará a la red de oficinas, al objeto de fidelizar la base de clientes y diversificar las fuentes del negocio. Este modelo de gestión seguirá teniendo como prioridades la solvencia, un estricto control de los riesgos y la contención de los gastos generales. Asimismo, Juan de la Cruz Cárdenas Rodríguez ha dado a conocer que Cajamar Caja Rural dará este año los primeros pasos para extender su actividad al Principado de Asturias, Galicia, La Rioja y Navarra donde tiene previsto abrir sus primeras oficinas en 2009 y 2010.

Interventores y Comité de Recursos

Los delegados asistentes a la Asamblea de Cajamar Caja Rural han elegido a los Interventores y a los miembros del Comité de Recursos de la entidad para los próximos tres años. Como interventores han sido elegidos como titulares Carlos P. de la Higuera Pérez, Eduardo López Godoy y María Gádor Villalobos Megías, ésta última como representante de la Hermandad Farmacéutica Almeriense, y como suplentes Cristóbal Guerrero Martín, Emilio Villegas López y Nicolás Toribio Calvo. Mientras que para el Comité de Recursos han sido elegidos como titulares Emilio Martínez Llamas, María Josefa Flores Domínguez, Eloy A. Ruiz Aguilera, Domingo García Fernández y Julio Zapata Conesa, y como suplentes Rafael Morales Ocaña, Jose Miguel Carreño Vázquez y Francisco Pérez Molina.