Conoce qué cuatro municipios valencianos son los que protagonizan las mayores subidas de precio

05 de Junio, 2019

Según el barómetro del mercado inmobiliario en la Comunidad Valenciana, realizado por una entidad inmobiliaria, el precio medio de la vivienda en esta región subió un 4,58%, aunque al desglosar los datos por municipios, los precios de venta distan de forma considerable, llegando a superar los 365.000 euros de diferencia entre el municipio más caro y el más barato, y siendo las zonas costeras las que registran precios más elevados. De este modo, la provincia de Alicante cuenta con dos de las localidades con las viviendas más caras de la región: Altea y Jávea, a las que sigue de cerca Alfàs del Pi. Por otro lado, en la franja más económica se encuentran Carlet (Valencia), Almoradí (Alicante) y Algemesí (Valencia).

Por lo que respecta a las capitales de provincia, Valencia cuenta con un precio medio que roza los 193.000 euros, Alicante ocupa el segundo lugar con cerca de 167.000 y, finalmente, se encuentra Castellón de la Plana con un promedio de más de 119.000 euros. En general, el estudio apunta a una tendencia de aumento de precios en la Comunitat Valenciana de enero a abril de 2019, en compraración con el mismo período el año pasado, a excepción de Requena, Carcaixent, Villena y Xàtiva, que forman el ranking de municipios que han experimentado un descenso respecto al año pasado. El incremento de precios más significativo se produce en Bigastro (Alicante) que crece un 25,22% respecto al primer cuatrimestre del año pasado. Le siguen los valencianos Paiporta (+23,94%), Alfafar (+23,38%), Quart de Poblet (21,70%) o Burjassot (21,19%), todos ellos situados en el rango de precios más económicos.