Las personas mayores serán clave en la planificación de las ciudades del futuro

11 de Julio, 2019

Desde una reconocida entidad independiente de arquitectos e ingenieros, se insta a promotores y autoridades a tener en cuenta a este segmento de la población: las personas mayores tienen unas necesidades que deben primar a la hora de diseñar los espacios urbanos. De este modo, el informe identifica cuatro necesidades básicas de la población que envejece: autonomía, salud y bienestar, conectividad social y seguridad.

Con una población de más de 60 años que se espera que se duplique para el año 2050, la atención de este segmento de población debe ser un factor decisivo a la hora de planificar las ciudades del futuro. Y este estudio no se refiere únicamente a factores urbanísticos o de circulación, sino que ahonda en cuestiones como los obstáculos regulatorios que agravan los problemas de vivienda. Además, llama la atención uno de los ejemplos citados en dicho informe: la ciudad japonesa de Toyama creó zonas de fomento residencial, ofreciendo un subsidio para el desarrollo en el centro de la ciudad y en todas las áreas a 500 metros de las líneas de tranvía y tren, y a 300 metros de las líneas de autobús de alta frecuencia.