Los espacios flexibles vienen pisando fuerte y condicionan el mercado de oficinas

16 de Julio, 2019

Aunque en Madrid los espacios de trabajo flexibles representan de momento un escaso 0,5% del total de oficinas, las previsiones indican que este mercado va a protagonizar un crecimiento exponencial en los próximos años. Estas previsiones se apoyan en el hecho de que en 2018 en España se facturaron unos 150 millones de euros en los espacios de trabajo flexibles, además de saber que en ciudades como Madrid y Barcelona se triplicaron los metros cuadrados disponibles, llegando a los 90.000m². Con ello, el último informe de una prestigiosa consultora inmobiliaria, indica que en el 2030 estos espacios de trabajo alcanzarán el 30% en España, teniendo en cuenta que antes era una solución que buscaban las empresas que por tamaño no podían ir a una oficina, mientras que ahora lo que más se valora es la flexibilidad.

El estudio también apunta que este sector está creciendo al ritmo de 20-30% al año, y seguirá siendo así por distintos motivos: estamos en la época de los servicios; las nuevas generaciones usan, no compran, y prefieren compartir; y los servicios que se encuentran en estos espacios son uno de los factores que más valoran sus inquilinos.