¿Qué es la nuda propiedad de la vivienda?

30 de Agosto, 2019

La nuda propiedad supuso un total de 1.500 operaciones durante 2018, hecho que demuestra que la compraventa de la vivienda no atiende a una única fórmula y existen alternativas desconocidas por el gran público. En este caso, los que acuden a la nuda propiedad venden su casa, pero siguen residiendo en ella hasta el momento del fallecimiento; es decir: pierden la titularidad, pero conservan el usufructo. Se trata de una opción por la que optan muchos mayores con pensiones bajas, en busca de liquidez, teniendo asegurada la permanencia en la vivienda hasta que fallezcan. Una de las claves de esta fórmula es que el precio por el que se vende la vivienda suele estar por debajo del mercado, lo que puede resultar interesante para el comprador: tras realizar una tasación del inmueble y calcular el valor del usufructo vitalicio, que tiene en cuenta la edad del vendedor, obtenemos un porcentaje que será como máximo el 70% del valor de tasación y como mínimo el 10%, y dicho porcentaje se resta del valor de tasación y así obtendríamos el precio de venta teórico. Pese a lo atractivo de esta fórmula, los expertos consideran que en España no es algo que pueda extenderse ampliamente, dado que la mayoría de los particulares suelen comprar viviendas con la intención de residir en ellas. Por ello, fondos y socimis son los principales interesados en realizar este tipo de operaciones.