20 consejos para acertar con la ubicacion de tu negocio

Plataforma comercios
Publicaciones

Emprendedores

La revista líder en economía de empresa, te ofrece...

20 consejos para acertar con la ubicación de tu negocio

20 de Febrero, 2017

Un estudio de la Comunidad de Madrid apuntaba que un mal emplazamiento origina el 70% del cierre de los comercios, así que, muy atento.

lineas generales 1487604129

En líneas generales

Decidir el local donde emplazar tu negocio es una decisión crítica. “La tomas una vez y acarreas con las consecuencias años”, dice Francisco Gómez, especialista en la expansión de redes comerciales y socio consultor senior de WisdomRetail Consulting. Sin embargo, son tantas las variables que influyen en la idoneidad de un local que conviene la intervención de un experto para ayudarte en la selección. Ésta se complica aún más cuando se trata de un establecimiento franquiciado, el cual ha de ajustarse a los dictámenes de una normativa interna y una imagen corporativa determinada. “Hay cadenas de franquicia que asumen la asignación final de las ubicaciones y el acondicionamiento integral de los locales, pero lo habitual es que dispongan de un departamento técnico que asesore al franquiciado tras realizar un estudio de mercado”, dice Enrique Hierro, socio director de Negocio Franquicia.

En opinión de Francisco Gómez, lo recomendable es “que la búsqueda del local sea compartida por la central y el franquiciado, ambos con derecho a veto. "La primera porque aporta una experiencia y un proceso sistematizado del que carece el emprendedor novel, la segunda porque es el franquiciado quien mejor conoce su capacidad económica y la zona, en caso de ser residente”.

La tercera opción surge cuando la central carece de departamento técnico, recayendo en el franquiciado la responsabilidad, en exclusiva, de buscar el local idóneo para su negocio. También aquí puede darse una doble vertiente: aquellas enseñas que reciclan locales ya en funcionamiento con una actividad similar, donde la adaptación apenas plantea dificultades, o la apertura de un nuevo centro, mucho más compleja.

Para ellos van estos consejos.

La ubicación

Lo normal es que las ciudades se estructuren por áreas comerciales de mayor a menor categoría. El precio por metro cuadrado es un dato más que fidedigno para orientarnos acerca de las zonas por las que nos movemos. Factores como el flujo de gente y el volumen de gasto de los clientes que transitan sirven para determinar los precios de los locales comerciales.

Surgen así distintas categorías de vías que van desde la Prime Zone, donde se incluyen Portal de l'Àngel, en Barcelona, y la calle Preciados, en Madrid (las dos calles más caras de España), zonas comerciales A y B, donde entraría por ejemplo la Gran Vía de Madrid, y las zonas comerciales de barrio. La categorización la facilita Luis Falcón, CEO de InAtlas, empresa de Big Data creadora de InAtlas Places, una herramienta online de ayuda para la búsqueda de ubicación de locales.

ubicacion 1487604147

A él se deben los siguientes consejos:

1.- Cada negocio es un mundo. No es lo mismo un comercio que necesita masa crítica, como una tienda de alimentación, que otro al que sabes que los clientes van a asistir porque te necesitan, como puede ser un servicio técnico, donde no es tan importante el emplazamiento.

2.- Huye de las plazas: Salvo que se trate de una cafetería o un centro de ocio infantil a pie de calle, una plaza es un espacio de relajamiento y tranquilidad, no para ir de compras.

3.- Procura la cercanía de las paradas de metro y autobuses. Cuantas más líneas, mejor.

4.-Opta por la acera de la derecha. Justifica Luis Falcón este criterio explicando que en los coches suele ser el copiloto quien se permite contemplar el recorrido y lo hace, generalmente, en su margen. Por el mismo motivo, un emplazamiento muy interesante es la coincidencia con un semáforo.

5.-Aceras de 2,5 metros de ancho, como mínimo, que permitan el paseo relajado de los potenciales clientes y aléjate de vías con 4 carriles al tráfico.

6.-Busca la proximidad de centros ancla. Se entiende por centros ancla aquellos puntos o edificios que atraen por su actividad el flujo de mucha gente. Es el caso de hospitales, edificios de la Administración, mercados o las bocas de metro. Interesante también detenerse unos días frente a dichos puntos para observar el itinerario habitual que siguen los transeúntes, dado que tendemos a compartir y repetir siempre los mismos recorridos.

7.-Cuidado con la visibilidad. Ni la instalación de los contenedores de basura delante de tu establecimiento ni el reflejo del sol en tu escaparate en el poniente, son aconsejables. El primero porque, además de desagradable, te resta visibilidad. En cuanto al sol, no sólo oculta a determinadas horas lo que luces en el escaparate sino que también puede dañar el género. En cafeterías o terrazas el sol, sin embargo, puede ser un atractivo.

8.-Evita el canibalismo. Consiste, básicamente, en asegurarse de la carencia de establecimientos cercanos que ofrecen tu mismo producto, intentando buscar la mayor exclusividad posible. Recordar que para aquellos negocios que funcionan como clúster la recomendación es justo la contraria. Sería el caso, por ejemplo, de venta de vestidos de novia, tiendas de informática o establecimientos de tatuajes.

9.-Cuidado con las zonas nuevas. Tanto la creación de nuevas zonas residenciales como centros comerciales pueden resultar atractivos a un franquiciado por la ausencia de competencia. La idea puede funcionar bien pero conviene en estos casos analizar la capacidad económica y de tesorería disponible para los meses iniciales, dado que los nuevos espacios suelen requerir algunos meses de madurez.

10.- Aprovecha las nuevas tecnologías. Ya hemos hablado de la utilidad de la aplicación de InAtlas Places, una solución tecnológica que permite al usuario acceder de forma gratuita a un estudio fiable de la actividad comercial por zonas en las ciudades de Madrid y Barcelona. El resultado, basado en Big Data, puede visualizarse directamente en pantalla a través de mapas de calor. Tambiénpuede solicitarse un estudio más detallado que se ajuste a lo que buscamos.http://app.inatlas.com/.

por dentro 1487604139

Ya dentro

Puede que ya tengamos claro el punto ideal donde ubicar nuestro negocio. El paso siguiente es entrar para comprobar su estado e instalaciones. En esta segunda fase, éstas son las principales recomendaciones que ofrece Francisco Gómez, de WisdomRetail Consulting.

11.- Repasa todo de arriba abajo. Cuando decimos todo, nos referimos a la fachada, la altura, los suelos, acceso a los servicios, acometidas para las instalaciones, muros de carga, desniveles, distribución interior, profundidad del local y, por supuesto, la superficie.

Recuerda que la mínima obra de adecuación a las condiciones de la cadena puede disparar el presupuesto inicial. Por poner un ejemplo, si tienes que cambiar el suelo para adaptarte a la imagen corporativa te va a salir mucho más caro si el suelo original es de madera que si es de terrazo. La demolición de instalaciones anteriores, como podría ser una barra de bar, también son bastante gravosas.

12.- Ten en cuenta la cláusula contractual de Cuerpo Cierto. Conforme a ésta, al alquilar un inmueble asumes que lo has inspeccionado y consideras que está correcto, de manera que pierdes la opción de reclamar ante la posible aparición ulterior de vicios ocultos, como pueden ser humedades.

13.- Cuidado con los centros históricos y los edificios protegidos. La normativa urbana para su protección prevalece sobre tus intereses comerciales, de manera que podrían impedirte colgar un rótulo anunciador o abrir una puerta de acceso al público con las dimensiones necesarias.

14.- Evita los edificios de madera, salvo que quieras asumir el costoso pago de un tratamiento antitermitas y otro antiincendios, además de ser un material más propenso que otros a las humedades.

15.- Ponte al día con la comunidad de vecinos. Recuerda que son ellos quienes tienen que autorizar determinadas instalaciones, como podrían ser los aires acondicionados, extractores de humo o rampa de acceso a minusválidos.

16.- Requerir información detallada de la central. Otro consejo importante, esta vez de Enrique Hierro, de Negocio Franquicia, es disponer a priori de toda la información detallada de las condiciones que impone la central a sus franquiciados. “Cuantos más detalles faciliten y más descriptivas sean las normas relativas a local como dimensiones, ubicación, adecuación, instalaciones…más fácil les resultará evaluar las posibilidades que barajan”.

contrato 1487604125

El alquiler

El precio del alquiler es el primer criterio que suele aplicar un nuevo franquiciado a la hora de elegir un local. A este respecto, Francisco Gómez recuerda:

17.-No hay alquileres caros ni alquileres baratos. Lo que hay que mirar es dónde están tus clientes, que son quienes van a conseguir rentabilizar ese pago, sean 1.000 o 30.000 euros.

18.-Procura que coincidan las fechas del contrato de alquiler del local con las que firmas en el contrato de franquicia para asegurarte una actividad reposada. Conviene también introducir alguna cláusula en el primero de anticipación a posibles imprevistos, como podría ser el cierre de la cadena o enfermedad y, desde luego, elude cualquier compromiso de pago de obligado cumplimiento tras el cese de la actividad.

19.- Asegúrate de que el anterior inquilino está libre de cargas y al día de todos los pagos correspondientes.

20.-El momento ideal para firmar el contrato de alquiler es una vez finalizado el proyecto y unos días antes de suscribir el contrato definitivo con la franquicia.

16.- Requerir información detallada de la central. Otro consejo importante, esta vez de Enrique Hierro, de Negocio Franquicia, es disponer a priori de toda la información detallada de las condiciones que impone la central a sus franquiciados. “Cuantos más detalles faciliten y más descriptivas sean las normas relativas a local como dimensiones, ubicación, adecuación, instalaciones…más fácil les resultará evaluar las posibilidades que barajan”.
17.-No hay alquileres caros ni alquileres baratos. Lo que hay que mirar es dónde están tus clientes, que son quienes van a conseguir rentabilizar ese pago, sean 1.000 o 30.000 euros.
<!--[if gte mso 9]>