7 consejos para no equivocarte al elegir una franquicia

Plataforma comercios
Publicaciones

Emprendedores

La revista líder en economía de empresa, te ofrece...

7 consejos para no equivocarte al elegir una franquicia

27 de Agosto, 2017

Te damos pistas para detectar proyectos vacíos de contenido y con pilares demasiado endebles.

QUE NO TE PINTEN UNA REALIDAD DISTORSIANADA

Como punto de partida, la central te ha de transmitir la esencia del sistema, sin ambigüedades. En este sentido, la franquicia reduce –sobre el papel- los riesgos, cierto, pero los beneficios son inferiores a los que obtendrías al emprender por tu cuenta. Del mismo modo, muestra tu cara más escéptica si el franquiciador te sugiere que el suyo es un negocio que, con poco esfuerzo, permite obtener un alto rendimiento. Graba a fuego achicharrante la siguiente máxima: la franquicia proporciona herramientas, un concepto testado y una serie de conocimientos que harán rentable tu proyecto, siempre que le dediques horas, esfuerzo, trabajo y tu mejor versión.

Como decía Fernando Lascorz, franquiciado de la cadena de juguetes educativos Eurekakids, en uno de los últimos desayunos informativos de Emprendedores, el asociado debe entender que "abrir una franquicia no es lo mismo que tener un empleo cualquiera". El nivel de compromiso y responsabilidad es mucho mayor, en comparación con un trabajo convencional. Los emprendedores deben tenerlo claro, para no experimentar decepciones o frustraciones posteriores. "O te esfuerzas, o no obtienes resultados", agrega.

Siempre que asumas la realidad descrita, ésta es una fórmula con la que acortas el camino y alcanzas más rápido los objetivos, aseguraba Solange Candelo, franquiciada de la inmobiliaria Century 21 y asistente también a ese desayuno.

consejos franquicia 2 1503861972

EL CONTRATO DE FRANQUICIA, CON LUPA

Olvídate negociar cláusula alguna del contrato con una franquicia consolidada. En un proyecto que da sus primeros pasos cambia el enfoque y es más factible discutir ciertos puntos del documento. Ahora bien, desconfía sí se muestran flexibles en exceso, ya que esto desvirtuará el concepto y surgirán agravios comparativos en la red. Una actitud ésta, por otro lado, habitual en redes obsesionadas con las aperturas… a cualquier precio.

En cualquier caso, no escatimes recursos al contratar los servicios de algún experto legal, para que revise el documento y arroje luz sobre algún aspecto que no logres descifrar o te resulte extraño.

¿POR QUÉ?

Pregunta a la central sus motivaciones para franquiciar, ve directo a la raíz del proyecto. Si duda, vacila en la respuesta o se queda muda, desconfía. Esto denota una improvisación, una falta de estrategia que desembocará en un fracaso seguro. La teoría –pero no la única- dice que este sistema te permite crecer sin emplear recursos propios, con el objetivo de ganar tamaño y así obtener economías de escala que beneficien tanto a central como a los asociados. A partir de aquí, huye de aquellos que han decidido “franquiciar por franquiciar”.

EL ATRACTIVO DE LO DIFERENTE

Verifica que te aporta un saber hacer claro y definido, bien estructurado, diferente e innovador, además de contemplar aspectos básicos como un programa de soporte al asociado.

QUÉ APORTA A ESTA RELACIÓN

Los dossiers informativos de las franquicias están plagados de expresiones manidas como “apoyo constante”, “formación inicial y continuada”, “saber hacer contrastado”, “producto de calidad inmejorable”… referidos al soporte que desde la central se presta al asociado y a los valores diferenciales de la marca. Ningún problema a que las incluyan ahí, ya que se presupone son cualidades inherentes a cualquier proyecto -sólido- en cadena. El problema viene cuando esa central no presenta otros factores competitivos -y realmente diferenciadores- como acuerdos con proveedores que permitan al franquiciado comprar a precios atractivos -comparados con los que obtendrías por su cuenta-, la comercialización de algunos artículos en exclusiva o que el franquiciador aporte una cartera de clientes potenciales desde el minuto 1.

QUE TE PONGAN EN TU -BUEN- SITIO

La ubicación correcta determinará el éxito futuro del proyecto y ha de estar en el centro de tus desvelos. Si crees que exageramos con esta afirmación, echa un vistazo a este artículo, donde un franquiciado relata, en primera persona, cómo un proyecto con cartas ganadoras desembocó en fracaso, “gracias” a un emplazamiento desafortunado del negocio.

Cierto que tú puedes atesorar un conocimiento exhaustivo de tu mercado local y conocer los espacios libres en ese momento para tu negocio, pero el franquiciador es el que ha de tomar la iniciativa y guiarte en el proceso de selección. Es más, determinadas marcas tienen tan atada esta cuestión, que deciden el emplazamiento, a partir del histórico y estadísticas de sus tiendas ya operativas. Otro punto a favor en este ámbito es que contemplen acuerdos con inmobiliarias y así acercar alternativas al asociado.

NÚMEROS QUE PUEDAS TOCAR

Tuerce el gesto, sin disimulo, ante plazos de amortización breves, inferiores a un año. Pide a la central que te detalle los cálculos en los que se basa para realizar esas predicciones (es necesario que contemple también los escenarios más negativos).

Y es que un pay-back a seis meses, por ejemplo, es complicado de alcanzar, sobre todo si hablamos de un negocio a pie de calle. Relacionado con esto, huye de las compañías que entreguen planes de negocio estándar, sin personalizar.