El consumo de carne en España sigue a la baja


Es una tendencia de fondo. Los hogares españoles, incluso una vez dejada atrás la crisis, siguen reduciendo año tras año el consumo de carne. Al cierre de 2017, cada español consumió un 6,3 % menos de carne que en el ejercicio precedente. En términos de gasto, la factura se redujo un poco menos, un 3,9 %, lo que denota que la reducción del consumo físico ha venido acompañada de unos mayores precios, o de cortes o especialidades de mayor valor para el consumidor.

El consumo de carne en España sigue a la baja

La tendencia general oculta, sin embargo, comportamientos distintos en los diferentes tipos de carnes. Así, en el período 2010-2017 ha sido la de ovino/caprino la que más ha sufrido. Ha perdido un 37 % del volumen y un 25 % del gasto. El segundo damnificado con los cambios ha sido la carne de bovino, que se ha dejado en el mismo período el 19,9 % de su volumen y el 14,4 % del valor. Porcino y los productos de charcutería han caído, pero muy poco (el porcino es la carne más consumida en España después de la de ave con un 10,6 %). Precisamente, el consumo de carne de aves también ha caído ligeramente, pero en este caso, los precios han compensado este movimiento, provocando un avance del 6,7 % en el gasto per cápita. Finalmente, las carnes procesadas y los despojos y casquería han aumentado de forma importante tanto consumo como gasto, aunque su peso en la cesta de la compra sigue siendo muy poco representativo.

El consumo de carne en España sigue a la baja
Respecto a los motivos de estos comportamientos, ya se ha comentado que, en general, no parece que los precios hayan jugado un papel determinante, aunque los precios que más han crecido en los años analizados han sido precisamente los de la carne de ovino y caprino, la que más ha caído en consumo, mientras que los del porcino se han reducido ligeramente.
El consumo de carne en España sigue a la baja

De hecho, por debajo de la subida de precios de la carne en su conjunto, se han situado las del porcino, carnes preparadas y otras carnes. En el lado contrario, por debajo del ovino y caprino, se encuentran los despojos y casquería, la carne de ave y el bovino.

La fuente de todos los datos es MAPAMA

Descarga documento (PDF 393 KB.)