El consumo de agua para riego se mantuvo constante en 2016


Hace un año (aquí) comentamos los datos de la Encuesta sobre el uso del agua en España, del INE. Entonces analizamos la evolución temporal y espacial en el contexto de los primeros 15 años del siglo XXI. Se han publicado ya los datos del año 2016 y con ellos el panorama apenas cambia en lo que se refiere a las tendencias generales. El total de agua consumida se ha mantenido en los mismos niveles de los dos años anteriores, ligeramente por debajo de los 15 mil millones de m3.

El consumo de agua para riego se mantuvo constante en 2016

El proceso de modernización de los regadíos se ha mantenido, con el traslado del peso del agua regada a través de sistemas de gravedad (-4,5 %) al goteo (+2,6 %) y aspersión (+2,2 %). Por tipos de cultivos, el agua destinada a olivar y viñedo fue la que registró un retroceso mayor (-11 %), mientras que la dedicada a patatas y hortalizas se vio incrementada en una cifra similar, el +11,4 %. Por su parte, los cultivos que consumen actualmente un mayor caudal tuvieron comportamientos más suaves. Los herbáceos utilizaron apenas un +0,9 % más de agua, mientras que los frutales la recortaron en un -3,6%.

El consumo de agua para riego se mantuvo constante en 2016

Cruzando esta información con la de la Encuesta sobre las estructuras agrarias, podemos obtener una evolución aproximada de la intensidad del uso del agua en la agricultura española. Este ha pasado de los 5.030,8 m3 de 2003 a los 4.790,9 de 2016, con una tendencia claramente descendente y la única excepción de aumento en el año 2007.

El consumo de agua para riego se mantuvo constante en 2016

El consumo de agua para riego se mantuvo constante en 2016

Fuentes: Encuesta sobre el uso del agua en el sector agrario y Encuesta sobre las estructuras agrarias, INE

Descarga documento (PDF 386 KB.)