El crédito al sector agroalimentario creció un 7,4 % en 2017


Mientras que el conjunto del crédito concedido a las actividades empresariales siguió reduciéndose en España a un ritmo del -2,2 % en 2017, el destinado al sector agroalimentario (el primario más la industria de los alimentos, bebidas y tabaco), creció un 7,4 %, alcanzando la cifra de 2.896 millones de euros en diciembre. De hecho, el agroalimentario fue uno de los primeros rubros de la actividad en los que el crédito volvió a crecer tras el comienzo de la recuperación, La primera tasa interanual positiva se produjo en junio de 2015, momento a partir del cual se ha ido acelerando trimestre tras trimestre.

El crédito al sector agroalimentario creció un 7,4 % en 2017

Esta tendencia opuesta al conjunto de la economía productiva ha provocado que poco a poco el peso del crédito concedido al sector haya ido incrementándose sobre el total del saldo vivo para las actividades empresariales, suponiendo a finales del año 2017 el 7,1 % del mismo. Este porcentaje equivale al peso que ya tuvo en 2001, aunque aún queda lejos del 10 % que ostentaba durante los primeros años de la década de los 90.

El crédito al sector agroalimentario creció un 7,4 % en 2017
Paralelamente a este proceso de crecimiento y recuperación de peso específico, se ha venido produciendo también un mejor comportamiento del crédito dudoso. Así, aunque en marzo de 2008 el porcentaje de dudoso agroalimentario era ligeramente mayor que el del conjunto del sistema, hoy se sitúa 7,2 puntos porcentuales por debajo del mismo, 2,9 % frente a 10,3 %.

El crédito al sector agroalimentario creció un 7,4 % en 2017

Obviamente, una trayectoria como esta del crédito no es independiente del comportamiento registrado en los aspectos productivos del mismo sector. El crecimiento de las exportaciones, del empleo y de la producción explica este allegamiento de crédito, en un entorno de desendeudamiento y ajuste de balances generalizado.

Si tomamos como referencia el mes de marzo de 2008, se constata que aún estamos al 90 % de los volúmenes de crédito aquella situación precrisis. Si tomamos en consideración que también en este sector ha habido un ajuste provocado por el secado del sistema crediticio que sobrevino tras la caída de Lheman Brothers y por la depuración de los excesos provocados por la euforia financiera previa a la Gran Recesión; podemos concluir que la recuperación del crédito agroalimentario ha sido muy temprana, y que ha estado sustentada en un comportamiento sólido de las variables reales de dicho sector.

Descarga documento (PDF 484 KB.)