La innovación gana peso en el sector agroalimentario


El sector agroalimentario español se estaba alejando del conjunto de países europeos líderes en lo que a I+D+i se refiere, al menos hasta el año 2015 (ver agronota anterior). Sin embargo, la reciente publicación por parte del INE de la Encuesta sobre innovación en las empresas nos ofrece información actualizada a 2017 y nos permite contextualizar un poco más el funcionamiento de la innovación al nivel en el que este realmente se produce, es decir, el de las empresas.

La innovación gana peso en el sector agroalimentario

En lo referente al porcentaje de empresas innovadoras, este viene cayendo para el total del sector agroalimentario y para la industria de los alimentos, bebidas y tabaco (IABT). Sin embargo, en lo que se en las empresas de la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (AGSP) el comportamiento es algo diferente. Después de marcar un mínimo en 2015 ha repuntado a partir de ahí, aunque aún está lejos del dato inicial. Mientras, en el conjunto de las empresas españolas, el indicador estuvo cayendo hasta 2012 para estabilizarse a partir de ese momento en torno al 14 %, por debajo de la media del sector agroalimentario (14,8 %).

La innovación gana peso en el sector agroalimentario
El peso de los nuevos productos (o mejorados) en la cifra de negocio de las empresas ha tendido a crecer durante todo el periodo analizado. El menos estable ha sido el sector primario, que en 2017 se mantiene solo ligeramente por encima que en 2008. La IABT, por su parte, tras un leve descenso del indicador hasta 2011, lo ha visto crecer de manera significativa (y por encima de la media del conjunto de las empresas españolas). El sector agroalimentario en conjunto vendió un 14,4 % de su cifra de negocio en forma de productos nuevos o mejorados.

La innovación gana peso en el sector agroalimentario

La intensidad en innovación (gasto en innovación sobre la cifra de negocio) marca también una senda inicialmente decreciente, hasta 2015 para luego recuperar y acercarse a la media de las empresas españolas, que aún está muy por encima.

En resumen, aunque en términos de intensidad de innovación, el sector agroalimentario se sitúa aún por detrás de la media de las empresas españolas, lo cierto es que el peso de los productos innovadores es cada vez más relevante en la cifra de negocio, y el porcentaje de empresas innovadoras incluso se sitúa por encima de la media, por lo que cabe esperarse que el proceso de recorte de las diferencias en intensidad entre el agroalimentario y la media de empresas se mantenga durante los próximos años.

La fuente de todos los datos es INE

Descarga documento (PDF 413 KB.)