La inversión "viva" supera a la maquinaria y los edificios en el sector primario español


En otras ocasiones hemos hablado de los cambios estructurales que se han venido produciendo en el sector agrario español a lo largo de los últimos años (por ejemplo, aquí, aquí y aquí). Y, precisamente, la capitalización creciente del sector primario es uno de los principales cambios registrados. La Contabilidad Nacional Anual del INE nos aporta información sobre los componentes de la inversión (formación bruta de capital o FBCF) y el análisis de dicha información nos permite seguir ahondando en la naturaleza de las transformaciones.

La inversión "viva" supera a la maquinaria y los edificios en el sector primario español

Lo primero que llama la atención es la tendencia creciente de la FBCF, aunque con tres baches importantes. El primero, durante el binomio 2000-2001 coincidente con la explosión de la burbuja de las “puntocom”, y los otros dos, coetáneos de la última crisis en W de la economía española a partir de 2008. Para el último año del que se dispone de información sectorializada, 2016, la formación bruta de capital fijo a precios de adquisición ascendió a 4.877,5 millones en la agricultura, ganadería, pesca y silvicultura, el 2,2 % del total de la economía nacional.

La inversión "viva" supera a la maquinaria y los edificios en el sector primario español

Precisamente, si observamos la evolución a lo largo de los años del peso del sector primario en la FBCF española, veremos que en 1997 comenzó una inicialmente ligera y luego más intensa pérdida de importancia relativa que llegó hasta 2007. La fase de pérdida de peso relativo está relacionada con el impulso de la inversión en vivienda, espoleada por la burbuja de precios y endeudamiento que la acompañó. Sin embargo, a partir del estallido de dicha burbuja, el primario recupera peso de forma enérgica primero, y luego con una tendencia que se ha ido suavizando poco a poco.

La inversión "viva" supera a la maquinaria y los edificios en el sector primario español

Al mismo tiempo que se producía esta recuperación del peso relativo de la FBCF agropesquera en la economía, en la composición de esta variable se estaba produciendo otro cambio de gran importancia. La inversión en recursos biológicos cultivados, que en 1995 suponía solo el 6,6 %, en 2016 alcanzaba el 40,5 % por delante de los edificios y construcciones (30,6 %) y maquinaria y bienes de equipo (27,2 %), que anteriormente habían sido los capítulos más importantes.

La fuente de todos los datos es la Contabilidad Nacional del INE

Descarga documento (PDF 1,11 MB.)