Las exportaciones agroalimentarias desaceleran en 2018 hasta el 0,4 %


Los datos provisionales del comercio exterior español arrojan para 2018 una estabilización de las exportaciones del sector agroalimentario, que venían de crecer por encima del 6 % en los tres años anteriores. El ejercicio se ha cerrado provisionalmente con unas ventas de 47.405 millones de euros y unas importaciones de 36.363 millones. Por otra parte, el crecimiento de dichas importaciones también se ha moderado, aunque menos, y avanzaron un 1,2 %, dejando la balanza de mercancías en el capítulo agroalimentario en 11.042 millones (-1,9 % en relación con el ejercicio precedente).

Las exportaciones agroalimentarias desaceleran en 2018 hasta el 0,4 %

2017 fue, por tanto, el año en el que nuestra balanza comercial agroalimentaria alcanzó a su máximo, producto de una trayectoria en la que las exportaciones fueron capaces de crecer por encima de las compras al exterior, con tasas muy relevantes y superiores al crecimiento de la propia economía española.

Las exportaciones agroalimentarias desaceleran en 2018 hasta el 0,4 %

Frutas frescas; legumbres y hortalizas frescas; carnes; bebidas; grasas y aceites, y pescados, crustáceos y mariscos fueron los capítulos del arancel alimentario más exportados durante 2018. Entre los seis acumulan más de dos tercios del total de las ventas al exterior (67,6 %).

Desde una perspectiva dinámica, crecieron sustancial-mente por encima de la media del sector los pescados, crustáceos y mariscos (3,7 %) y las bebidas (6,3 %). Frutas frescas (0,7 %) y legumbres y hortalizas frescas (0,1 %) crecieron en torno a la media (es decir, de forma muy suave). Finalmente, del conjunto de sectores principales, carne (-0,3 %) y, sobre todo, grasas y aceites (-12,4 %) redujeron el valor de sus ventas.

Las exportaciones agroalimentarias desaceleran en 2018 hasta el 0,4 %

Al margen de los primeros subsectores, los que marcaron unos crecimientos más intensos con respecto a 2017 fueron: jugos y extractos vegetales (16,3 %), plantas vivas y flores (13,6 %), semillas oleaginosas (13,5 %) y cereales (12,2 %). Por el contrario, los que retrocedieron fueron: tabaco y sucedáneos (-5,6 %), café, té y yerba mate (-4,9 %), otros productos de origen animal (-4,2 %) y lácteos y huevos (-2,2 %).

La fuente de todos los datos es DATACOMEX

Descarga documento (PDF 1,10 MB.)