Reflexionando sobre el futuro del aceite de oliva español


España es el principal productor y exportador de aceite de oliva del mundo, siendo Andalucía la comunidad autónoma más especializada en dicho producto. El enraizamiento de este cultivo en nuestro territorio tiene bases climáticas, históricas y culturales; a las que en las últimas décadas se les han unido las económicas, sobre todo a partir de la entrada en el entonces Mercado Común, hoy Unión Europea.

Reflexionando sobre el futuro del aceite de oliva español

En el libro que Cajamar ha editado sobre la economía y la comercialización de los aceites de oliva se plantean los factores que, a juicio de los autores, habría que tener en cuenta para el futuro del sector. Lo primero que llama la atención para el lector no especialista es la gran diversidad de “olivares” existentes en España, donde encontramos explotaciones altamente mecanizadas de regadío con una elevada densidad de plantación (denominado normalmente olivar superintensivo), junto a otras situadas en pendientes pronunciadas, en secano y donde la mecanización es imposible, con costes de producción muy distantes entre uno y otro extremo. La situación coyuntural de buenos precios de los últimos años, está provocando una situación de beneficios extraordinarios en todo el sector. Sin embargo no se prevé que esta circunstancia se prolongue por mucho tiempo, lo que dejará a los olivares de montaña en situación de pérdidas netas. Aunque, y esto es interesante, muchas de esas explotaciones seguirán ofreciendo su aceituna al mercado mientras haya un precio que supere los costes de explotación distintos de la mano de obra, ya que esta es de origen familiar y las rentas que se obtienen son complementarias con respecto a otras de origen no agrario.

En los diferentes capítulos, como ya hemos comentado, se perfilan estrategias diferentes para cada tipo de olivar, yendo más allá de las explotaciones individuales, y planteando una perspectiva multidimensional y holística en la que se dan la mano las perspectivas medioambiental, social y económica.

Respecto a la cadena de valor, llama la atención el peso decreciente de las cooperativas según se avanza en dicha cadena de valor hacia el consumidor, siendo este uno de los principales factores que mejoraría las rentas de los agricultores. Si bien es cierto que el sistema ha funcionado hasta la fecha y que solo en los tiempos más recientes, con la concentración de la demanda aceite embotellado en unas cuantas grandes cadenas de distribución minorista, ha comenzado a ser evidente la necesidad de trastocar ese statu quo.

Reflexionando sobre el futuro del aceite de oliva español

De cara al consumidor final, los autores señalan la necesidad de informarle sobre las diferentes calidades de aceite que se comercializan en España, ya que resulta muy llamativo que las diferencias entre el precio de mercado de los vírgenes y vírgenes extra y el de los aceites de oliva refinados (que son aceites lampantes tratados para permitir el consumo humano aromatizados con AOVE) no se corresponde con las diferencias de calidad. Este fenómeno respondería claramente a las apreciaciones erróneas de los consumidores al respecto de las cualidades y calidades de los diferentes tipos de aceite y al excelente posicionamiento que han logrado las empresas envasadoras, fruto de una buena estrategia de marketing mantenida a lo largo del tiempo.

En fin, el libro Economía y comercialización de los aceites de oliva, coordinado por José A. Gómez-Limón y Manuel Parras, es un excelente muestrario de los temas más relevantes a considerar en relación al futuro de este potente sector español. En las aproximadamente 500 páginas, el lector no especializado encontrará suficientes datos y explicaciones para entender no solo el mercado, sino también las diferentes modalidades de producción y presentación. Y el profesional del olivo y los aceites encontrará argumentos para formalizar estrategias de empresa y de producción para los próximos años. Un futuro en el que el Grupo Cooperativo Cajamar quiere seguir estando presente, apoyando a agricultores, cooperativas y demás empresas, contribuyendo no solo a la financiación de sus proyectos de inversión, sino colaborando en la creación y difusión del conocimiento a todos los niveles.

Descarga Economía y comercialización de los aceites de oliva

omía y comercialización de los aceites de oliva
David Ucles Aguilera
David Uclés Aguilera
Innovación Agroalimentaria
Cajamar Caja Rural