GO Ideas


Los sistemas invernados están manteniendo su productividad mediante el incremento en el empleo de insumos o de tecnología de coste elevado, lo que enmascara una pérdida real de productividad del suelo debida a una disminución de su calidad, que hay que compensar. Esto repercute en un incremento de los costes de producción, a la vez que afecta negativamente al medio ambiente lo que, unido a la tendencia histórica a la baja del precio medio de los productos provoca una continua disminución en el beneficio neto final y por tanto en la rentabilidad.


La competitividad de un modelo productivo como este, a escala de la explotación individual, estará condicionada por el manejo que se realice, que depende del productor, por una parte, y por otra por factores externos que el productor no puede controlar, tales como el comportamiento de los mercados o los cambios políticos globales. El aspecto clave para el incremento de la competitividad de la explotación será entonces la reducción de los costes de cultivo, manteniendo, al menos, los niveles productivos. En este contexto, la gestión integral del suelo, combinada con el uso eficiente de recursos endógenos del sistema productivo invernado, puede contribuir a ello y a la disminución del grado de dependencia externa del sistema, lo cual redundará en un aumento de dicha competitividad, a la vez que en su sostenibilidad.

GO Ideas. Ficha descriptiva del proyecto (PDF 119 KB.)