Economía circular en agricultura. Estudio y evaluación de diferentes estrategias de producción agrícola dentro de una economía circular


Economía circular en agricultura. Estudio y evaluación de diferentes estrategias de producción agrícola dentro de una economía circular

La agricultura intensiva almeriense es un ejemplo de producción sostenible, donde se hace un uso eficiente de los recursos y menor impacto en términos de huella ecológica. La producción hortofrutícola española es un sector clave de la nueva bioeconomía y debe mantenerse sostenible económica, social y ambientalmente. El rápido desarrollo de nuevas variedades es hoy habitual en este sector y la eficiencia en el uso de fertilizantes y enmiendas orgánicas, agua y energía, los sistemas integrados de control de plagas, enfermedades y malas hierbas, así como la agricultura de precisión son imprescindibles. Los nuevos biofertilizantes y fitosanitarios permiten a los cultivos adaptarse a las nuevas condiciones agroecológicas, resistir a estreses bióticos y abióticos, o incorporar nuevas funcionalidades. Sin duda, la reutilización de todos los propios residuos y subproductos de su entorno, para la obtención de productos fertilizantes de valor añadido adecuados a los cultivos hortofrutícolas supondrá una mejora en la eficiencia y sostenibilidad de estas actividades.

Economía circular en agricultura. Ficha descriptiva del proyecto (PDF 377 KB.)