Nuevos materiales plásticos resistentes al azufre


sublimador 1500986696

Existe una gran diversidad en tipos de protecciones para los cultivos que se diferencia en función de su acción sobre el suelo, el ambiente o ambos. Todos ellos buscan un mayor rendimiento y eficiencia de los cultivos. Según sea la posición de la protección, se hablará de acolchado cuando cubre el suelo y no está en contacto directo con la parte aérea de la planta, de cubierta flotante cuando ésta se deposita directamente sobre la planta, y de túneles e invernaderos cuando la cubierta se coloca sobre los culticos sin contacto sobre ellos tenemos. Otro grupo de cerramiento importante lo forman las mallas que permiten reducir la radiación y por tanto reducen la temperatura, reducen las plagas, además de paliar los daños por viento que pueden dañar los cultivos.

Cajamar lleva décadas colaborando con las principales empresas del sector, en el desarrollo de diferentes materiales plásticos, para mejorar sus propiedades térmicas, mecánicas y ópticas.

El material plástico está compuesto, básicamente, por polímeros y aditivos. Los polímeros van a aportar propiedades estructurales como la resistencia mecánica (como rasgado o rotura) y los aditivos van a aportar cualidades al material (mayor durabilidad, selección de longitud de ondas, etc.).

El material de cubierta debe de ir aditivado para soportar condiciones extremas durante la vida útil del material, siendo la radiación solar ultravioleta (UV) la principal responsable de la degradación de los filmes agrícolas. La eficacia de los aditivos puede verse mermada, entre otros factores, por el uso de sublimadores de azufre, fitosanitarios, desinfectantes que liberan azufre y cloro dentro del invernadero los cuales pasan a acumularse en el plástico y, como consecuencia, reducen su vida útil. Desde hace 16 años, existe una directriz CEPLA (División de Agricultura en ANAIP) que regula el límite máximo de azufre y cloro a partir del cual los plásticos agrícolas pueden verse seriamente afectado. En función de la vida útil de plástico estos niveles varían, siendo los límites de azufre de 3.000 ppm para el plástico más común (tres años), aunque actualmente se dispone de materiales plásticos con un mayor límite, con 5000 ppm.

El uso de sublimadores en invernadero, como técnica para prevenir la aparición de enfermedades fúngicas como el oídio en invernadero, es una herramienta muy útil en cualquier estrategia de producción en invernadero para reducir la presencia de residuos de plaguicidas en frutas y hortalizas, pero la degradación del plástico es el principal inconveniente del uso de sublimadores en invernadero. No obstante, es posible solventarlo si se establecen las medidas de protección adecuadas para el plástico como utilizar protectores en los sublimadores que eviten la acumulación directa del azufre, cambiar de posición los sublimadores y usar plásticos para cubierta de invernadero con mayor resistencia a azufre.

La trayectoria investigadora de Cajamar en este sentido ha dado lugar a diferentes materiales de difusión como fichas de transferencia y jornadas técnicas.