El primer avance de la renta agraria de 2019 apunta a una caída del 8,6 %


Como cada mes de diciembre, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación nos presentó la primera estimación de la renta agraria, mostrándonos además una serte histórica que arranca en 1990 y que nos permite poner en contexto los datos del último ejercicio que, reiteramos, aún son solo una primera estimación.

El primer avance de la renta agraria de 2019 apunta a una caída del 8,6 %

En los dos últimos años se ha roto la tendencia expansiva que registraba la renta agraria española desde 2011. A pesar de que en la primera estimación se apuntaba a un crecimiento en torno al 3 % en 2018, las siguientes revisiones cambiaron el sentido de la variación. En el análisis actual, se calcula un descenso del 8,6 % para 2019 con respecto al año precedente, quedando la renta en los 26.180 millones de euros.

El primer avance de la renta agraria de 2019 apunta a una caída del 8,6 %

Aunque la producción ganadera ha sido capaz de crecer un 3,6 %, la producción final de la rama agraria se ha visto arrastrada (-2,9 %) por la fuerte caída del valor de la producción vegetal (-7,1 %). A la reducción del valor de la producción se le ha sumado el crecimiento, por segundo año consecutivo, de los consumos intermedios, que se apuntaron un avance del 3,6 %, con fertilizantes y piensos liderando los ascensos. Es decir, las causas del descenso de la renta se encuentran tanto en el aumento de los consumos intermedios como en la reducción de la producción agraria, concretamente la vegetal.

El primer avance de la renta agraria de 2019 apunta a una caída del 8,6 %

Por producciones concretas, las que se vieron más afectadas por los retrocesos fueron, en la rama vegetal, las plantas industriales (-18,5 %), las frutas (-17,0 %, con todas sus familias retrocediendo), los cereales (-16,7 %) y el vino (-8,4 %). En la rama animal, las caídas más importantes del valor de la producción se habrían registrado en los huevos de aves (-11,7 %) y en la carne de ovino-caprino (-7,1 %). También retrocedió la producción de carne equina, aunque de forma muy ligera (-0,5 %). En el lado contrario, liderando los aumentos, nos encontramos el aceite de oliva (16,7 %), la carne de porcino (10 %) y las patatas (8,8 %).

La fuente de todos los datos es MAPA

Descarga documento (PDF 368 KB.)