Año 2013

Cajamar se posiciona junto al sector lácteo en el momento histórico que vive el sector

27 de Noviembre, 2015

La necesidad de hacer frente a la disparidad del precio de la leche en las distintas comunidades autónomas, así como de concentrar la oferta y ganar tamaño ante la distribución son algunas de las conclusiones de la “Jornada sobre la Ley de Cadena Alimentaria: Impacto en el sector lácteo” que se ha celebrado en Madrid organizada por la Fundación LAFER y el Colegio de Veterinarios de Madrid, y patrocinada por Cajamar, INLAC y Calidad Pascual.

El director general de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Eduardo Baamonde, ha recordado el grave problema estructural del sector vinculado a la atomización, para lo que ha insistido en la necesidad de concentrar la oferta: “el 60% de la leche no puede seguir vendiéndose desde ganaderos individuales”. En relación a los precios finales de la leche, ha resaltado que, aunque han subido los precios de la marca de distribución (MDD), han bajado los de determinados fabricantes.

Jerónimo Molina, vicepresidente de Cajamar, ha manifestado que el sector agroalimentario, incluido el lácteo, “están a la vanguardia de la investigación siendo el que más invierte en I+D, y a pesar de ello no tienen imagen de innovación”. Asimismo ha reiterado una de las constantes de la jornada: la necesidad de ganar tamaño para competir en un mercado global y estar en consonancia con el tamaño de la distribución.

Por su parte, Roberto García Torrente, director de Negocio Agroalimentario de Cajamar, en su presentación sobre el papel de las entidades financieras en la introducción de la Ley de Cadena Alimentaria, ha señalado la capacidad de las entidades de ofrecer soluciones a las necesidades de circulante, vinculados a los pagos fijados por la ley. Y, específicamente hablando del sector lácteo, ha remarcado la diferencia de precios que se paga en las distintas comunidades autónomas, en concreto, en Andalucía (0.341€/L) y País Vasco (0,340€/L) en las que más se paga frente a Galicia (0,283€/L) y Cantabria (0,293€/L), en las que menos.

Foto de prensa de algunos de los intervinientes en la Jornada
Entre los ponentes participantes, Fernando Burgaz, director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha mencionado que se aprecia una leve mejora en cuanto al incremento de los precios de la leche, lo que viene a representar un significativo cambio de tendencia. Además Burgaz, que ha incidido en la importancia del acuerdo para la Estabilidad y Sostenibilidad de la Cadena de Valor del Sector, firmado por la mayoría de las organizaciones sectoriales, ha reconocido que las medidas adoptadas no tendrán un resultado inmediato para el ganadero.

Previamente, ha intervenido José Miguel Herrero, director general de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) para recordar el contexto en el que surgió la Ley de Cadena Alimentaria y el papel de árbitro de este organismo dependiente del MAGRAMA. Herrero ha puesto de manifiesto las mejoras producidas en los dos años desde la aplicación de la Ley que ha calificado de histórica, “dado que busca un cambio en el modelo de relaciones comerciales y que, en definitiva, se deben traducir en cambios sociales”. Hablando de distintos sectores, el responsable de AICA ha mencionado la buena evolución de la obligatoriedad de la existencia de contratos escritos entre las partes, señalando como ejemplo el vitivinícola, donde una reciente inspección demostró que solo un 10% de las empresas trabajan sin contrato.

Mesa debate sobre acuerdo sector lácteo

La Jornada ha finalizado con un interesante debate, moderado por Miguel Ángel Díaz Yubero, académico de la Real Academia de Veterinaria, en el que estaban representados los distintos eslabones de la cadena del sector lácteo.

Ramón Artime, presidente de ASAJA Asturias y de INLAC, ha señalado que “estamos ante un cambio de estructura y de las relaciones comerciales, que será beneficioso para todos”. Para continuar añadiendo que “el principal problema del sector es el endeudamiento al que hemos tenido que hacer frente al pasar de más de 140.000 a 16.000 explotaciones, y dadas las cuestiones logísticas que se han planteado”. Para solucionar este problema, Artime ha urgido a buscar “un formula de refinanciación del sector, tal y como se ha hecho con otros estratégicos de nuestra economía”.

Luis Calabozo, director general de la Federación de Industrias Lácteas (FENIL), ha incidido en el cambio que ha supuesto la introducción de Ley de Cadena Alimentaria, y la firma del acuerdo con el MAGRAMA, pero ha querido dejar claro que se debe aprovechar este tiempo para transformar el sector y adaptarse a un nuevo momento, y no solo para pasar este bache coyuntural.

La mesa debate se ha cerrado con la intervención de Ignacio García Magarzo, director general de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS), quien ha recordado que era la cuarta crisis de precios que él vivía del sector, incluida una que se trasladó directamente a la distribución, al estar los precios en origen a 0,5€/ Litro. Garcia Magarzo ha defendido el papel de la distribución y enfatizado que “no existe un problema de banalización del producto, como producto reclamo, sino la existencia de unas estrategias comerciales”.

Pie de foto: De izquierda a derecha: Ignacio García Magarzo, director general de ASEDAS; Ramón Artime, presidente de INLAC y Asaja Asturias; Fernando Burgaz, director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; Eduardo Baamonde, director general de Cooperativas Agro-alimentarias de España; Luis Calabozo, director general de FENIL; Jerónimo Molina, vicepresidente de Cajamar, y Roberto García Torrente, director de Negocio Agroalimentario de Cajamar.