Corporativas

Cajamar no cobrará por disponer de dinero en cajeros de otras entidades durante el estado de alarma

27 de marzo, 2020

La banca cooperativa Cajamar no cobrará a partir del próximo lunes por disponer de dinero en cajeros de otras entidades financieras, mientras estén vigentes las medidas extraordinarias con motivo de la situación ocasionada por el COVID-19.

Todos aquellos clientes que necesiten retirar efectivo a débito o a crédito podrán acudir al cajero automático más cercano, independientemente de la entidad financiera a la que pertenezca, evitando así desplazamientos y posibles contagios.

Esta medida se une a la subida del límite del pago sin contacto (contactless) de 20 a 50 euros para reducir las ocasiones de tocar el terminal cuando se teclea el PIN y, con ello, la posibilidad de contagio.

Desde el Grupo Cajamar se recomienda a los clientes utilizar las tarjetas de débito y crédito como medio de pago, así como el pago por móvil, y evitar el pago con dinero en efectivo.

Esta medida se une a las líneas se unen a la financiación en apoyo a pymes y autónomos ante la crisis del COVID-19 anunciada días pasados por Grupo Cajamar, así como a la línea ICO para autónomos y empresas del sector turístico; a ampliaciones del plazo para devolución de préstamos a corto plazo y soluciones de financiación puente; a la eliminación y reducción de comisiones de Terminales Táctiles Punto de Venta (TPVs); a la moratoria hipotecaria; al adelanto de las pensiones Seguridad Social y de Instituto Social de la Marina, y a la emisión de tarjetas sin comisión, entre otras. Todas ellas con la finalidad de apoyar a empresas, autónomos, familias y mayores ante esta crisis.

Grupo Cajamar recomienda a sus clientes quedarse en casa y usar para sus consultas y transacciones canales remotos, ya sea banca electrónica, app o banca telefónica, puesto que a través de ellos pueden realizar casi la totalidad de sus gestiones, especialmente aquellas más comunes y recurrentes. No obstante, en cumplimiento del estado de alarma decretado por el Gobierno, mantiene en servicio sus oficias y cajeros para atender los casos estrictamente necesarios, y ello con las medidas de seguridad establecidas para velar por la seguridad de sus empleados y clientes.