Año 2013

Cajamar presenta el Banco de Crédito Cooperativo

28 de Noviembre, 2013

Doscientos setenta delegados en representación de más de un millón cien mil socios de Cajamar Caja Rural han aprobado hoy en asamblea general extraordinaria la creación del Banco de Crédito Cooperativo y el nuevo contrato regulador del grupo consolidable de entidades del que éste será entidad cabecera. Todas las cajas rurales del Grupo están celebrando desde ayer sus asambleas generales con este mismo motivo.

Imagen de Juan de la Cruz y Manuel Yebra durante la intervención.

Tras las fusiones llevadas a cabo por Cajamar en 2012 y 2013 con cinco cajas rurales de la Comunidad Valenciana y Canarias, el nuevo Grupo Cooperativo Cajamar queda formado por 19 cajas rurales que consolidan sus resultados y mutualizan sus beneficios. A 30 de septiembre su balance supera los 44.330 millones de euros, el negocio gestionado se eleva a 63.778 millones, los recursos propios sobrepasan los 2.743 millones de euros y cuenta con 6.800 empleados y más de 1.300 oficinas.

Una vez obtenida la ficha bancaria y la autorización de las instituciones competentes, y completada su inscripción en los registros correspondientes, el Banco de Crédito Cooperativo iniciará su actividad en abril de 2014 asumiendo la dirección del Grupo y responsabilizándose de su funcionamiento, fijación de políticas comerciales y procedimientos. Asimismo, otras trece cajas rurales españolas han decidido suscribir capital del Banco, sin formar parte del Grupo, con lo que su número inicial de accionistas será de 32 entidades.

El nuevo Grupo

El presidente de Cajamar Caja Rural, Juan de la Cruz Cárdenas Rodríguez ha justificado la creación del Banco, cuya actividad controlará Cajamar como principal entidad propietaria. Una decisión que responde a la fuerte dimensión alcanzada por la entidad, a los cambios que se han producido en el sector bancario y de cajas de ahorro en España, a la creación de la unión bancaria europea y a la entrada en vigor del nuevo marco regulador y de supervisión del sistema financiero. Cajamar se ha situado en el grupo de las principales entidades españolas y a partir de 2014 será supervisada por el Banco Central Europeo. "Tenemos que adaptarnos a la realidad actual y una vez más anticiparnos y evolucionar. Pero haciéndolo a nuestro modo. Sin perder las esencias cooperativas", ha dicho.

Imagen de los asistentes a la asamblea

Para el presidente de Cajamar ha llegado el momento de poner en marcha nuevos proyectos, dar impulso a los iniciados anteriormente y continuar el diseño de aquellos otros que aportan beneficios al Grupo: "iniciativas como ésta, las que ya hemos desarrollado y las que tenemos previsto implantar próximamente nos sitúan en la dirección correcta de permanecer siempre a la vanguardia con el claro objetivo de mejorar el servicio que ofrecemos a nuestros socios y clientes", ha concluido.

A continuación el consejero delegado, Manuel Yebra Sola, ha destacado los aspectos más importantes del nuevo contrato que regulará a partir de ahora la relación de todas las entidades integradas en el Grupo Cooperativo Cajamar, que pondrán en común sus resultados brutos y constituirán un fondo de mutualización para distribuir entre ellas los beneficios de cada ejercicio de manera proporcional a su participación en los fondos propios del Grupo. "Los objetivos que centran nuestra actuación son el establecimiento de políticas comunes, la mejora del servicio a los socios, proteger la estabilidad financiera de las entidades que lo integran, unificar la representación ante los organismos reguladores y el mejor cumplimiento de los objetivos de negocio y de las exigencias normativas", ha destacado.

Para ello el Grupo delegará en el Banco la gestión estratégica; políticas, procedimientos y controles de riesgos; gestión de tesorería, las emisiones de instrumentos financieros, el plan comercial y la elaboración de presupuestos. Con esta estructura competencial, "el nuevo Grupo Cooperativo Cajamar garantiza la solvencia y la liquidez de las entidades que lo integran, la responsabilidad de las obligaciones de pago frente a terceros y la asistencia a cualquier entidad miembro en los casos en que sea necesario", ha manifestado Manuel Yebra.

Funciones del Banco y de Cajamar

El Banco de Crédito Cooperativo no tendrá oficinas sino que operará a través de la red comercial de Cajamar y de las demás rurales. Como entidad cabecera del Grupo, elaborará y presentará las cuentas anuales consolidadas, asumirá los deberes que se derivan de las relaciones con los organismos supervisores y representará a las entidades ante ellos. Asimismo, velará por el cumplimiento y mejora de los estándares de gobierno corporativo del Grupo adecuándolas a las mejores prácticas.

Por su parte, Cajamar y las demás cajas miembros del Grupo mantendrán la actividad comercial habitual de sus oficinas y el trato directo con los clientes, así como funciones relacionadas directamente con el negocio cooperativista y la gestión de los asuntos institucionales internos (órganos de gobierno y dirección, capital social y empleados).

Consejo de Administración

Ante la incompatibilidad de puestos en el consejo rector de las entidades y el consejo de administración del Banco, Juan de la Cruz Cárdenas Rodríguez continuará en la presidencia de Cajamar mientras que el consejero delegado, Manuel Yebra, dejará la entidad para pasar a desempeñar esta misma función en el Banco de Crédito Cooperativo, del que será por tanto su primer ejecutivo. De esta manera, Cajamar se asegura el control del Banco. Para ello contará también con el hasta ahora director financiero de la entidad, Luis Rodríguez González, quien ocupará el puesto institucional de presidente, y con los consejeros Antonio Luque Luque, director general de Dcoop Hojiblanca; Juan Carlos Rico Mateo, presidente de Acor, y Joan Mir Piqueras, director general de Anecoop; quienes dejarán también sus puestos actuales en el consejo de Cajamar para pasar al Banco. Asimismo, a propuesta del consejo rector de Cajamar, formarán parte del consejo de administración del Banco de Crédito Cooperativo José Antonio García Pérez, director general de Caixaltea hasta el pasado mes de junio; Marta de Castro Aparicio, secretaria general de la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito hasta hace unos días, que renunció al cargo por este motivo; Eduardo Baamonde Noche, director General de Cooperativas Agro-alimentarias de España, y Francisco de Oña Navarro, presidente del Consejo de Administración de AIAF Mercado de Renta Fija y miembro del Comité de Coordinación de Bolsas y Mercados Españoles.

Imagen de unos de los momentos de la presentación

La salida del consejo rector de Cajamar del vicepresidente primero y consejero delegado Manuel Yebra, del vicepresidente segundo Antonio Luque, del vocal Juan Carlos Rico Mateo así como de Joan Mir Piqueras, dará lugar a una reordenación del consejo rector de Cajamar que reducirá su composición a doce miembros, frente a los quince actuales.

Entidades accionistas

Las entidades accionistas del Banco de Crédito Cooperativo han desembolsado 800 millones de euros para su capital inicial, a los que hay que sumar otros 200 millones de aportación no dineraria suscrita totalmente por Cajamar, tras la cual su participación supondrá el 91% del total.

Son accionistas del nuevo banco un total de 32 cajas rurales, de las 60 existentes en España. Las 19 que integran actualmente el Grupo Cooperativo Cajamar: Cajamar Caja Rural, Caixa Rural Torrent, Caixa Rural de Vila-real, Caixaltea, Caixa Rural Burriana, Caixacallosa, Caixapetrer, Caixa Rural Nules, Caixa San Vicent de Vall d'Uixó, Caja Rural de Cheste, Caixalqueries, Caixa Rural d'Alginet, Caja Rural de Villar, Caixa Rural Vilavella, Caixaturís, Caixa Albalat, Caixa Rural de Almenara, Caixa Rural Vilafamés y Caixa Rural Xilxes. Y otras 13 cajas rurales de nuestro país no integradas en el Grupo Cooperativo Cajamar que serán accionistas también del Banco y recibirán del mismo los servicios que le demanden: las entidades del Grupo Solventia (Almendralejo, Utrera, Baena, Cañete de las Torres, Nueva Carteya y Adamuz), Caja Rural de Castilla-La Mancha, Caixa Guissona y las rurales de La Vall d'Uixó, Almassora, Benicarló, Vinaròs y Les Coves de Vinroma. Los datos agregados de todas ellas representan actualmente el 51,37 % del negocio del sector de las cajas rurales de España, el 52,66 % de la inversión crediticia y el 50,15 % de los depósitos.

Gabinete de Comunicación de Cajamar Caja Rural
cajamarcomunicacion@cajamar.com