Año 2014

La Asamblea de Cajamar aprueba las cuentas anuales de 2013, ejercicio en el que obtuvo un resultado consolidado de 82,7 millones de euros

22 de Mayo, 2014

Más de 250 delegados, en representación de los 1,3 millones de socios de Cajamar Caja Rural, han aprobado las cuentas del ejercicio 2013 en el transcurso de la asamblea general ordinaria celebrada hoy en Almería.

En su intervención inicial ante la asamblea el presidente de la entidad, Juan de la Cruz Cárdenas Rodríguez, ha señalado que la economía española ha iniciado ya el camino de la recuperación, que será largo de recorrer y no estará exento de dificultades, dada la persistencia de importantes riesgos y desequilibrios, pendientes de corregir y superar. “La situación ha mejorado y se ha estabilizado. Sin duda, es un logro importante. Pero no es el final de la carrera, solo una etapa. Es demasiado pronto para declarar que la crisis se ha superado. De ahí que, junto a una razonable confianza por la mejora de las expectativas, debamos insistir en la prudencia”.

La Asamblea de Cajamar aprueba las cuentas anuales de 2013, ejercicio en el que obtuvo un resultado consolidado de 82,7 millones de euros

Para el presidente de Cajamar, la normalización del sistema bancario habrá de ayudar a dar respuesta a la demanda de crédito de las empresas y a la creación de puestos de trabajo. Pero antes es necesario que se ultimen las pruebas de revisión y resistencia de las entidades, previas a la toma de control de la supervisión por el Banco Central Europeo, y que concluya su proceso de reestructuración en nuestro país, pendiente de finalizar en algunas cajas de ahorros y de acometer en el caso de las cooperativas de crédito.

Respecto a los ejercicios de revisión de la calidad de los activos y el posterior test de estrés al que va a ser sometida la banca europea, Cárdenas Rodríguez ha dicho que estos deben permitir, en principio, tener una radiografía más ajustada y nítida de la fortaleza de cada una de las entidades y de cada unode los sistemas bancarios nacionales. “El sistema financiero español ha realizado en 2012 y 2013 el saneamiento de sus balances y con más provisiones y más capital ha elevado su solvencia, por lo que ya ha cumplido o al menos adelantado gran parte de las exigencias. Sin embargo, hasta que finalmente se lleve a cabo, no es fácil de discernir el resultado de este proceso”. En lo que se refiere a Cajamar ha manifestado que, con el esfuerzo de gestión realizado y las decisiones ya materializadas durante este año “no albergamos duda alguna de que nuestra entidad superará estas dos pruebas sin mayores dificultades”.

A continuación, el consejero delegado, Manuel Yebra Sola, ha presentado el informe de gestión y las cuentas anuales del Grupo Cooperativo Cajamar en 2013, ejercicio en el que la entidad obtuvo un resultado consolidado de 82,7 millones de euros, elevó el coeficiente de solvencia al 11,3% y la ratio de capital principal al 10,9 %, superando así ampliamente los requerimiento mínimos exigidos, al tiempo que han depositado su confianza un 8 % más de socios, que hoy ya superan los 1,3 millones, entre personas físicas y empresas y sociedades.

Asimismo, el consejero delegado ha destacado que el esfuerzo realizado en 2013 ha dado lugar a un Grupo más eficiente y consolidado, que se sitúa entre las 16 entidades españolas y 128 europeas que este año pasan a ser supervisadas por el Banco Central Europeo. “Lo que nos puede llenar de orgullo, ya que además Cajamar se encuentra entre las 10 entidades de nuestro país que no han necesitado ningún tipo de ayuda pública y han superado todos los requerimientos exigidos a lo largo de los más de seis años de crisis económica”.

La Asamblea de Cajamar aprueba las cuentas anuales de 2013, ejercicio en el que obtuvo un resultado consolidado de 82,7 millones de euros

En lo que se refiere a operaciones corporativas, Cajamar completó en 2013 los procesos de fusión con Caja Rural de Canarias, Caja Rural de Casinos y Crèdit València, por lo que el Grupo Cooperativo Cajamar queda integrado por 19 cajas rurales que a partir del próximo 1 de junio consolidarán sus resultados y mutualizarán sus beneficios en torno al Banco de Crédito Cooperativo (BCC), instrumento que aportará fortaleza y solidez a las cajas rurales integrantes del Grupo y tiene la vocación de ser una referencia para el sector.

Manuel Yebra ha terminado su intervención destacando que el nuevo entorno económico predice buenas expectativas de crecimiento y empleo para los próximos años, y en este escenario el Grupo Cajamar dedicará una especial atención a familias y pymes, principalmente del sector agroalimentario y de la economía social en su conjunto, y “continuará canalizando el crédito hacia los agentes económicos con proyectos emprendedores que empujen la actividad empresarial y comercial en nuestro ámbito de actuación, apoyando a las familias, evitando que se produzcan situaciones de exclusión, priorizando la gestión del activo irregular, la captación de clientes y la comercialización de productos y servicios”.