Noticias Agro

I Congreso de Bioeconomía: innovación y prácticas sostenibles como fórmula de competitividad

09 de Junio, 2016

Convertir al sector agroalimentario español en un referente mundial de economía sostenible es el objetivo fundamental del I Congreso de Bioeconomía, Alimentación y Futuro ‘Food&Future’, que se celebrará en el Parque Científico-Tecnológico de Almería (PITA) el próximo 16 de junio. Cajamar Caja Rural, junto la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE), el PITA y la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural han aunado esfuerzos para sensibilizar al sector agroalimentario sobre las ventajas competitivas de introducir un nuevo modelo económico basado en la bioeconomía, es decir, en la gestión inteligente de la sostenibilidad.

Rueda Prensa I Congreso Bioeconomía

La elección de Almería para la celebración de ‘Food&Future’ no es casual. La existencia de un potente tejido empresarial en torno a la producción intensiva de frutas y hortalizas convierte a la provincia en el lugar ideal para aplicar los criterios de la bioeconomía. Así se ha explicado durante la rueda de prensa ofrecida con motivo de la celebración del evento en el Edificio Cajamar en la Puerta de Purchena de la capital almeriense, en la que han participado Roberto García Torrente, director de Negocio Agroalimentario del Grupo Cajamar; Soledad Díaz Campos, directora-gerente de APTE; y Gracia Fernández Moya, presidenta del PITA y delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía.

La innovación al servicio del desarrollo sostenible

La bioeconomía apuesta por un modelo productivo intensivo en innovación y tecnología, con bajas emisiones, que haga posible satisfacer la continua demanda de recursos de los actividad agraria e industrial, garantizando la seguridad alimentaria y el uso responsable del material biológico renovable del que disponemos en nuestro planeta, la biodiversidad y la protección del medio ambiente. Un modelo que ya es una realidad en la Unión Europea, donde genera anualmente un volumen de negocio que sobrepasa los dos billones de euros y da empleo a más de 22 millones de personas en la industria agroalimentaria, química, biotecnológica y energética.

Como ha indicado Roberto García Torrente durante el encuentro con los medios de comunicación: “La competitividad del sector agroalimentario depende, cada vez más, de su capacidad de innovación en todas las fases productivas, en el sentido que defienden los postulados de la bioeconomía. La eficiencia en el desarrollo de los cultivos, la valorización de los subproductos y el desarrollo de nuevos alimentos ofrece nuevas posibilidades para generar mayor valor de una forma más sostenible. Con la celebración de este evento, queremos realizar una aproximación a las nuevas oportunidades que se presentan estos planteamientos para el sector agroalimentario, así como conocer la visión y las líneas de apoyo de la Unión Europea para proyectos relacionados con la bioeconomía”.

Por su parte, la directora-gerente de APTE, Soledad Díaz, ha señalado que “en los parques científicos y tecnológicos existen actualmente unas 250 empresas dedicadas a agroalimentación y biotecnología; por tanto, para APTE, la celebración de este congreso, que lleva aparejado ponencias de alto nivel, foro de inversión y encuentros B2B, es una gran oportunidad para dinamizar y potenciar la competitividad en este sector”.

El futuro del sector agroalimentario pasa por fomentar la investigación y la innovación para ganar en calidad, sostenibilidad y competitividad. En este sentido, desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural se han destacado los progresos realizados en Andalucía en proyectos relacionados con bioeconomía y economía circular para el aprovechamiento de la biomasa, el desarrollo de maquinaria, nuevas variedades de semillas, control biológico de plagas y uso de robótica.

La delegada del Gobierno, Gracia Fernández, ha subrayado que, a pesar de los avances experimentados en los últimos años, todavía queda mucho camino por recorrer: “Tenemos por delante grandes retos, que son estratégicos para nuestro sector como la mejora de la eficiencia en el uso sostenible de los recursos, especialmente agua y energía, mediante medidas de adaptación al cambio climático, conciliando las demandas de la sociedad. Somos conscientes de la necesidad de aumentar la financiación pública para la investigación y la innovación en bioeconomía; por ello, desde la Administración andaluza trabajaremos en la consecución de recursos europeos, además de otros complementarios para seguir avanzando”.

Toda la información está disponible en la web del Congreso y en la etiqueta #foodture16 en Twitter.