Europa obliga a aislar los nuevos edificios para frenar la crisis climática

06 de Agosto, 2019

La Unión Europea ya ha aprobado una directiva para lograr el consumo energético casi nulo en las edificaciones, y España ya tiene la normativa redactada y el programa informático de cálculo listo para que entre en vigor el 1 de enero de 2021 para todas las nuevas construcciones, aunque desde comienzos de este año ya es obligatoria para los edificios públicos. Así, todas las licitaciones formalizadas desde entonces deben prever el doble de aislamiento en fachadas, cubiertas y suelos; en definitiva, en todo lo que dé al exterior. Y, atención, porque en un par de años se aplicará a todas las viviendas que se construyan, dado que cada cambio que se ha incluido en el Código Técnico de Edificación desde que entró en vigor el de 2006, ha sido para incrementar las exigencias en cuanto a eficiencia energética, y la tendencia es a completar el círculo con la reutilización de materiales.

Estas nuevas exigencias que llegarán en los próximos años van a suponer todo un reto al cambiar el modelo constructivo y obligar a los arquitectos a realizar cálculos más complejos que los que resuelven para las estructuras, dado que los consumos de energía se reducirán a la mínima expresión en los hogares para conseguir un considerable ahorro en las facturas además del cuidado del medio ambiente.